Google+ Followers

miércoles, 2 de diciembre de 2015

QUÉ DIJO: “Danilo es un fenómeno político digno de estudiar”

Por Yanessi Espinal-
SANTO DOMINGO.-El veterano político Héctor Guzmán, que a lo largo de sus casi 40 años de carrera, ha trabajado al lado del expresidente Hipólito Mejía, Jacobo Majluta y José Francisco Peña Gómez, señala que el candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, ha cometido varios errores desde que fue elegido.
Su primera observación es que no tiene el partido totalmente unificado, y la segunda es que ha involucrado sus empresas en asuntos políticos en medio de una campaña electoral. Guzmán, quien se declara como un político que dice la verdad, afirmó que el fenómeno del presidente Danilo Medina es digno de estudio por el apoyo que tiene en todos los partidos.

¿Por qué tomó una decisión tan drástica de renunciar al PRM, un partido del que usted fue uno de sus principales artífices?
Porque la situación de incumplimiento que se dio conmigo; yo me di cuenta que se estaba repitiendo en todo el país.
El proyecto de la Convergencia, del PRM, de la candidatura de Luis Abinader, venía bien, todo se iba desarrollando en un ambiente democrático y de apertura, pero llegó un momento que comenzó este tipo de comportamiento.
Me enteré por vía de un tercero que el acuerdo al que había llegado con Luis Abinader (de ser el primer candidato a una diputación nacional) se había roto, porque se le había entregado al Frente Amplio y todos teníamos muy claro que la candidatura a diputado nacional número dos era para el Frente Amplio.
¿Usted le comunicó su decisión a Hipólito Mejía?
En una decisión de ese tipo yo no consulté a Hipólito Mejía y no lo consulté ni se lo comuniqué y lo hice para que el no se viera afectado con esa situación porque para cualquiera de los lados que él opinara se iba ver afectado.
¿Insisto no le parece que su decisión de renuncia es muy drástica?
Yo lo que soy es un hombre político, tengo cabeza política y veo las cosas como son y así lo hice cuando tuve la decisión de fajarme a construir el PRM y la Convergencia cuando otros estaban en campaña. Tomé la decisión de abandonarlo porque no fue lo que yo pensé ni fue la idea que nos formamos. Debo tener cerca de 40 años en política, ayudé a Jacobo Majluta, a Peña Gómez y como 16 años con Hipólito Mejía.
¿Cuál será su próximo paso?
En enero o febrero, vamos a estar en la política, porque yo no soy ni pelotero ni artista. No soy partidario de que usted vaya a una organización a utilizar una candidatura que le pertenecía a otro, por eso me van a ver haciendo política, pero no en un partido ni en la boleta de ningún partido, ni en cargo del Gobierno. Hay como seis o siete candidatos que puedo apoyar, pero no será Luis Abinader. Todos mis pasos son calculados y con una visión clara.
¿Esa actitud que usted le critica al candidato presidencial del PRM es contra los dirigentes que siguen al expresidente Hipólito Mejía?
No es casual que donde quiera que ha habido problemas haya sido con los seguidores de Hipólito Mejía y eso revela que hay un malestar porque todo el que está en conflicto y con problemas ha sido coordinador de Hipólito.
Hay varios candidatos presidenciales, ¿es posible que la oposición pueda ganar si no se unifica?
Las cosas venían bien en la Convergencia, y todo venía bien en el PRM, pero todo se distorsionó.
La Convergencia tenía un protocolo internamente de cómo se desenvolvía y cómo se escogerían los candidatos y todo eso se fue de lado. ¿Cuál fue la razón de la Convergencia?: la Convergencia surgió porque la única manera de ganarle al PLD es si se logra la unificación de la oposición, y la Convergencia surgió con ese objetivo.
Pero en la forma en que se ha conducido ahora se ven cinco o seis candidatos de la oposición, y eso te demuestra que no hubo capacidad ni hubo un manejo correcto para unificar la oposición, que es lo primordial, más que la candidatura presidencial, pero se antepuso el interés particular al interés general que era una estrategia fundamental, lograr la unificación de la oposición y es que hubo un manejo equivocado.
¿Entonces usted cree que el PRM y la Convergencia no tienen posibilidad de éxito electoral en el 2016?
El posicionamiento que tengan los candidatos ahora es el punto de partida para el resultado de las elecciones del 15 de mayo.
Para ganar elecciones se necesita tener un buen candidato, un buen mensaje y una buena estructura partidaria y unificada. De esas tres, la que no se puede cuestionar es la estructura partidaria y la unidad del partido porque eso es fundamental, y esa, lamentablemente, es una desventaja del PRM.
Ya es difícil para la oposición que pueda articular una opción de poder que genere entusiasmo, como una mística, como una ola, una dinámica que se convierte en algo casi de moda, que es la única forma de derrotar al PLD, y eso no se ha logrado porque se necesita que se produzca como una fiebre de popularidad hacia un proyecto político.
¿Qué pasará entonces con el PRM?
Yo prefiero esperar igual que con la candidatura de Luis Abinader, prefiero esperar. Hay muchos actores de la política que han dicho que nosotros teníamos una buena oportunidad, pero que tomamos una mala decisión.
Hay quienes critican que Abinader haya involucrado sus empresas con la política, ¿usted qué piensa?
Eso lo hicieron ellos el mismo día que yo renuncié y hasta ese día, ningún organismo del PRM había conocido eso. Creo que fue un error de Luis, como candidato presidencial, involucrarse en eso.
El candidato de un partido no se pertenece y usted no puede involucrar a la militancia en un tema propio de la compañía particular de un candidato; eso no puede ser, porque te genera ruidos y eso hay que evitarlo y la gente percibe otra cosa.
Si yo estuviera al lado de él le dijera que deje eso tranquilo, que deje eso que siga los canales normales de una empresa, de una compañía. Eso está en todos los manuales de campaña y lo primero que se le recomienda a los candidatos es que tengan todo en orden y desligarse de los negocios. La política se nutre de resultados y quien trajo el tema a la campaña política fue él.
¿Qué pasará entonces con el PRM?
Un presidente que tengan la simpatía por encima del 50% en toda América Latina, por la experiencia que tenemos, es difícil que pierda unas elecciones. No es que no pueda perder, pero hay otra variable que hay que ver, y es si el candidato de la oposición representa un cambio verdadero, un cambio real. Danilo Medina es un político a tiempo completo. Es un candidato que tiene simpatía en todos los partidos y es una cosa increíble, significativa, porque eso no se ve todos los días y eso es un fenómeno político. l
Experiencia
Los que estamos en política sabemos que un gobernante con más de 50% en valoración a seis meses de unas elecciones no es fácil ganarle”
Popularidad
La popularidad de Danilo Medina no es casualidad, es que quien está dirigiendo los destinos del país es un político a tiempo completo”

No hay comentarios:

Publicar un comentario