Google+ Followers

miércoles, 24 de diciembre de 2014

Consecuencias de los excesos durante fiestas de navidad


















LA MODERACIÓN Y LA PRUDENCIA SON LAS RECOMENDACIONES BÁSICAS QUE DEBE ADOPTAR CADA CIUDADANO EN ESTA ÉPOCA


Doris Pantaleón
doris.pantaleon@listindiario.com
Santo Domingo
La festividad de Navidad y Año Nuevo es la época del año más esperada y anhelada por los dominicanos, quienes la convierten en fecha propicia para movilizarse, despojarse de tensiones y disfrutar, aunque con frecuencia se cometen excesos que pueden dar al traste con la salud y hasta la vida.
 De ahí que especialistas de diferentes ramas médicas coinciden en recomendar  moderación en el comportamiento; evitar excesos en el comer y el beber;  tratar de no dejarse atrapar por el estrés provocado por la prisa que impone la época y sacar tiempo para la reflexión.
Traumatólogos, cardiólogos, gastroenterólogos, psiquiatras, pediatras y expertos en otras ramas de la medicina citan las consecuencias de los excesos y destacan las recomendaciones en el comportamiento que debe tener cada persona, para que  las fiestas pascuas sean disfrutadas por los dominicanos sin dejar lamentables secuelas de enfermedades, dolor y luto. Esos excesos dejan secuelas de salud como las complicaciones, discapacidades y muertes, así como económicas, que generan gastos, y en lo social con pérdidas de personas en etapa productiva o de estudios.
Traumas tras Accidentes 
El traumatólogo Héctor Quezada destaca que el conducir ingiriendo bebidas alcohólicas u otras sustancias o sin adoptar las medidas viales exigidas, son las acciones responsables de incrementos de accidentes, cuyas secuelas van desde fracturas leves, lesiones graves, amputaciones, discapacidades permanentes, hasta muertes. Entre las lesiones más graves y frecuentes cita las craneocerebrales y medulares productoras de graves discapacidades. Recomienda: evitar la combinación de bebidas alcohólicas u otras sustancias con el guía; evitar violación a las leyes de tránsito; la alta velocidad y las distracciones.
Aumentan eventos cardiovasculares 
El cardiólogo Fulgencio Severino destaca que estos períodos de mucha agitación, de incremento del tráfico creando estrés; de aumento en el consumo de compras y donde se bebe mucho alcohol y se come mucha comida grasa se convierten en propicios para el incremento de eventos cardiovasculares. Consumir más allá de lo recomendado causa efectos dañinos en personas con problemas del corazón, porque le aumenta la presión arterial y genera daños a la células miocárdicas. Recomenda: Cuidarse; administrar el tiempo para evitar estrés; no tomar pero si lo hace que sea con moderación, tenga o no problemas cardiovasculares, porque muchas personas son asintomáticos.
Despiertan las conductas agresivas 
El psiquiatra José Mieses Michel señala que el consumo de alcohol en exceso y en algunos casos sustancias prohibidas aumenta las conductas agresivas, se producen riñas, pleitos y accidentes de tránsito. Dice que las drogas y alcohol producen represión en el cerebro, llevando a que la persona sea capaz de agredir y cometer actos que en su condición normal no haría, ya que pierde el control racional. Otra consecuencia es que los niños van aprendiendo a asociar las fiestas pascuas con el alcohol, y no ven que es un encuentro con los mensajes espirituales, un llamado al amor. Recomenda: tener un pacto con uno mismo para cuidar la salud y proponerse moderación. Impregnar a la época un encuentro con el amor y con los valores trascendentes de la vida.
Suben males gastrointestinales 
El gastroenterólogo José Esteban Pérez señala que la ingesta excesiva de alcohol y alimentos, sobre todo grasos, mal cocidos, crudos o donde en su preparación no se respetan las reglas de bioseguridad, empeoran la condición de pacientes con gastritis, úlceras, reflujo gastroesofágico y trastornos del metabolismo de la grasa como colesterol y triglicéridos. Conlleva además a pancreatitis, obstrucción de vesícula generando colecistitis, intoxicación alimentaria, enfermedades diarreicas e infecciones gastrointestinales. Recomienda: lavado de manos en el manejo de alimentos; observar las reglas de seguridad, refrigeración y temperatura; ingesta moderada de alcohol. Hidratación en caso de enfermedades diarreicas. Acudir al médico en caso de intoxicación alcohólica o alimenticia.
Crecen los problemas respiratorios en niños 
El pediatra Rodolfo Soto Ravelo dice que en esta época es muy común que en niños se incrementen los procesos respiratorios, alérgicos y asmáticos, los males gastrointestinales, quemaduras por uso de fuegos artificiales, extraviados mientras participan en plazas públicas, traumatizados al ser víctimas de accidentes de tránsito y en los últimos años intoxicación por el consumo de alcohol. Recomienda: no exponer a los niños a fuegos artificiales; trasportarlos en sillones traseros y con cinturón de seguridad; en plazas públicas mantener siempre el contacto con ellos, identificarlos con un brazalete con el nombre del niño y números de los padres por si se extravían. Precaución con ingesta de alimentos que son guardados y pueden descomponerse; no exponerlos al consumo de alcohol y no entregarle el guía del vehículo a los adolescentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario