Google+ Followers

miércoles, 24 de diciembre de 2014

Muhammad Ali sigue ganando round en el hospital

Kentucky
EFE
 El estado de salud de Muhammad Ali ha mejorado desde que fue ingresado a un hospital el fin de semana con una leve neumonía. Los médicos que lo atienden indicaron que esperan que la leyenda del boxeo sea dado de alta en los próximos días.
Ali, de 72 años, fue admitido el sábado por la mañana en un hospital cuya ubicación no se ha revelado.
“La familia Ali sigue pidiendo privacidad y aprecia todas las oraciones y buenos deseos. No daremos más detalles”, dijo el portavoz Bob Gunnell.
El tres veces campeón del mundo de los pesos pesados y reconocido ampliamente como uno de los mejores boxeadores de todos los tiempos padece Parkinson desde 1984.
Fue diagnosticado tres años después de que se retirara oficialmente tras perder por decisión ante el jamaiquino Trevor Berbick.
La última vez que fue visto en público fue en septiembre, cuando acudió a una ceremonia en su ciudad natal de Louisville, en Kentucky, para los Premios Humanitarios Muhammad Ali.
Ali, apodado El Más Grande, colgó los guantes en 1981 conun récord de 56-5.
Nacido como Cassius Clay, fue campeón olímpico en Roma en 1960. Ese mismo año inició su carrera profesional y se convirtió en campeón del mundo de la Asociación Mundial de Boxeo en 1964 al derrotar a Sony Liston por nocaut.
Tras esa pelea cambió su nombre al de Mohammad Ali,tras convertirse al islam.
En 1967 se negó por convicciones religiosas a a cumplir el servicio militar y ser enviado a combatir a Vietnam.
Fue detenido por este motivo y aunque no tuvo que cumplir una sentencia en prisión, fue despojado de sus títulos y se le prohibió boxear durante tres años y medio.
Tras la sanción, volvió a los cuadriláteros y en 1974 recuperó el título de campeón del mundo tras ganar por nocaut al su compatriota George Foreman en la República Democrática del Congo, pelea con la que se unificaron los títulos de la Asociación y el Consejo Mundial de Boxeo.
Cuatro años después perdió el título ante Leon Spinks.

No hay comentarios:

Publicar un comentario