Google+ Followers

miércoles, 5 de marzo de 2014

MADURO, BIEN INTENCIONADO, MAL ORIENTADO

Por Fernando Guzmán--
Vivimos en una sociedad plural donde cada quien tiene capacidad de discernimiento y existe libertad de expresión. Esos derechos son inviolables y cuando alguien trata de coartarlos se derrumba la coexistencia pacífica de los pueblos.

Al parecer nadie le ha hecho ver eso al Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.
Virtudes aparte, Maduro debe detenerse a reflexionar acerca de sus falencias. Entiendo que el Presidente debería penetrar en lo más intrincado de su interior para captar su debilidad de carácter, su poca autenticidad, lo cual pudiere permitirle comprender que él no es CHAVEZ.

Considero a Maduro un hombre íntegro y bien intencionado, pero sus condiciones no alcanzan el férreo e innato nivel del liderazgo y conocimientos políticos de Hugo Chávez, lo cual provocaba en sus adversarios, admiración, respeto y hasta aceptación de algunas de sus disgresiones.



Ese país suramericano y ese presidente cuentan con una enorme cantidad de adeptos, pero también tienen muchos detractores, interna y externamente, que pudieren desear una debacle que degenere en una odiosa y detestable intervención internacional.

No se gobierna un país con rencor, no se gobierna con orgullo. Se gobierna con sentido común y aunque se quiera beneficiar a los desposeídos, como lo intentó Chávez, nunca se deberá dañar a quienes constituyen el motor del progreso.

En esa reflexión, Maduro, debería decidir crear un cuerpo de asesores, conformado por sicólogos, políticos de raigambre, diplomáticos de Carrera, peritos en Relaciones Públicas, maestros de Relaciones Humanas, todos imbuidos de regia personalidad, para inducirlo a reconocer sus debilidades logrando así el punto de equilibrio que le permita gobernar a favor de todas las clases sociales que convergen en Venezuela.

Aunque Nicolás Maduro no cuente con la simpatía de muchos, todos aceptarían la manera de conducirse de un Presidente que cumpla las Reglas del Juego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario