Google+ Followers

miércoles, 26 de julio de 2017

Ven presión extranjera en prórroga migratoria

Por:
Alberto Caminero
Atribuyen a presión foránea la prórroga migratoria de un año otorgada por el Gobierno a los ciudadanos haitianos que residen de manera ilegal en el país, para que puedan cumplir con los requisitos de permanencia del Plan Nacional de Regularización.
“Esa desafortunada decisión es el fruto de la imposición de poderes extranjeros y de compromisos no declarados asumidos por el Gobierno”, declaró hoy el vicepresidente de la Fuerza Nacional Progresista (FNP, Pelegrín Castillo.
El doctor Castillo afirmó que “la decisión del Consejo Nacional de Migración es inconstitucional, ilegal, antijurídica y antinacional”.
“En consecuencia, dicha decisión está viciada de nulidad radical conforme lo dispone el artículo 3 de la Constitución”, manifestó el exministro de Energía y Minas y ex legislador.
El excandidato presidencial del Polo Soberano consideró al Gobierno “débil y vulnerable, que tiene graves dificultades para ejercitar el músculo de la soberanía”.
El ministro de Interior y Policía, Carlos Amarante Baret, anunció ayer que el Gobierno, a través del Consejo Nacional de Migración otorgó una prórroga de un año a la vigencia de los carnés de unos 143 mil extranjeros, la mayoría de ellos haitianos, que vencieron el 17 de julio.
“Ante el fracaso del Gobierno, el pueblo tendrá que defender la soberanía nacional, por lo que hacemos un llamado a los ciudadanos a movilizarse para defender la República”, expresa el vicepresidente de la FNP en un documento de prensa.
Entrega soberanía
Castillo dijo que “los que impulsan desde el gobierno ese proceso de entrega de la soberanía, usando a Haití y los haitianos como ‘moneda de cambio’ en sus tratos con los poderes extranjeros, que quieren imponer la absurda solución dominicana a los problemas del Estado Fallido de Haití, deben saber que lo único que están desencadenando es situaciones que provocarán graves perturbaciones en la isla de Santo Domingo y la región del Caribe”.
El dirigente político afirmó que contra el país se ejecuta desde hace años una conspiración criminal, reñida con las normas del derecho internacional, y que como no es enfrentada por las autoridades deberá ser encarada por los ciudadanos ejercitando la soberanía popular.
“Existe un escenario internacional favorable, que está permitiendo un cambio de la política exterior e interior con respecto a Haití, pero eso solo ocurrirá si los dominicanos reaccionan con contundencia y envían señales al mundo de que no aceptará ser liquidado, para resolverles un problema a grupos poderosos en Essados Unidos y Europa que fracasaron en Haití o que no quieren asumir los elevados costos de la reconstrucción haitiana”, explicó.
La decisión, además, tiene mucho de farsa, ya que la mayoría de los haitianos no se acogieron al Plan de Regularización de 2015, dijo Castillo.
UN APUNTE
Ocupación
Pelegrín Castillo afirmó que con una política de frontera abierta, entregando aquí los trabajos y los bienes y servicios que los haitianos no aseguran en su país intervenido, se ha provocado un poderoso “efecto-llamada”, y que por eso no se puede hablar de problemas migratorios, sino de ocupación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario