Google+ Followers

martes, 18 de julio de 2017

Roberto Fulcar asegura en Nueva York que el fin de la Era del PLD ha comenzado

Por Luis Aníbal Medrano S.
NUEVA YORK.- El doctor Roberto Fulcar, Presidente en Funciones del Partido Revolucionario Moderno aseguró que el fin de la era del PLD ha comenzado y que su organización está librando desde su fundación una lucha a dos caídas, la primera de la cual ya libró por la democracia, para impedir que se instaurara un partido único y que terminaran proscritas importantes conquistas democráticas como el derecho a organizarse en un partido político.
thumbnail_CONFERENCIA DE FURCAL EN NUEVA YORK 031.jpg
 Denunció que en el plan de oficialismo nunca estuvo la idea de que habiéndose robado buena parte del Partido Reformista Social Cristiano y el Partido Revolucionario Dominicano, pudiera el Partido Revolucionario Moderno existir, pues pretendían no solo quitarles el viejo partido, sino también el derecho a tener otro.

Fulcar explicó que esa primera caída la han ganado con creces, haciendo en solo quince meses una verdadera hazaña político electoral digna de estudio de sociólogos, politólogos e historiadores, ya que un grupo de hombres y mujeres pudieron lograr en tan poco tiempo, alcanzar curules en los niveles congresual y municipal de senadores, diputados, alcaldes, alcaldesa, vice alcaldes, vice alcaldesas, directores de distritos, regidores y vocales, y sobre todo haber superado la marca legendaria del viejo partido y montar una marca de esperanza, la marca PRM.

Especificó el alto dirigente perremeista que ahora se inicia la segunda caída de esa lucha, que es por el poder, por la conquista del gobierno, para poner fin a la era de la corporación PLD, que ya ha comenzado, y junto a ello, el fin de la corrupción y la impunidad que ha caracterizado a su modelo de gobierno. “Todo el poder que acumularon los altos dirigentes de la corporación PLD y todo el dinero que acumularon no serán suficientes para impedir el cambio político, porque todos los abusos que cometieron y todos los sueños que traicionaron, representan hoy una fuente de indignación para la sociedad dominicana”, sentenció el coordinador de la pasada campaña presidencial de Luis Abinader.

Entiende que probablemente lo peor que el PLD le ha hecho al país no ha sido robarle el uso abusivo del erario, sino robarle por mucho tiempo la esperanza del pueblo dominicano y jugar con la pobreza y las precariedades de la gente, utilizándolas como instrumentos clientelares en los procesos de campaña.

Aseguró que es difícil hoy en la República Dominicana para un abogado ganar un caso en una justicia libre e independiente si no se asocia a una oficina jurídica de uno del PLD, de un empresario hacer un negocio licito si no paga una buena comisión para que le den la contrata, una comisión para la primera paga y una gran y jugosa comisión para que le terminen de liquidar el contrato.

Se lamentó de que en la República Dominicana de hoy, es difícil una joven conseguir una beca para estudiar una carrera universitaria si no se humilla ante un peledeista, que está prohibido respirar si no se le arrodilla al PLD, volviéndose a preguntar cuál ha sido la genialidad de la que se ufana esa organización política.

Definió la actual coyuntura política de la República como el comienzo del fin del PLD, lo cual se evidencia en el giro dado por la ciudadanía en cuanto a la preocupación por el flagelo de la corrupción y la impunidad contra la cual se expresa hoy mayoritariamente la nación.

“El escándalo Odebrecht ha despertado la indignación de la gente que les repudia más por el abuso que por el dinero, la gente ha comenzado a comprender que cada peso que se le roba falta para abastecer a los hospitales de medicina, para proveer educación de calidad, para tener caminos vecinales transitables, para prevenir las enfermedades, por esa razón es el éxito de la marcha verde, por el empoderamiento de la ciudadanía que ya despertó” afirmó el dirigente político dominicano.

Fulcar consideró que la lucha de hoy es más contundente porque la gente ha comprendido el grado de corrupción imperante y el Partido Revolucionario Moderno puede llevar la carga de sus tareas mientras lleva junto con el pueblo la gran responsabilidad del cambio, teniendo presente que la victoria política del PRM tiene que ser la victoria del pueblo dominicano, por lo que afirmó que la imagen renovada del partido, la unidad monolítica, la tolerancia de sus fuerzas internas y la disciplina de su militancia son indispensables para convencer al país de que se merecen ser gobierno.      

En ese sentido, llamó a la concurrencia a no distraerse en diatribas ni dejarse engatusar por las cuñas que el oficialismo juega a introducir en el PRM para generar discordias sin sentido, sino a concentrarse en las cuatro grandes tareas de la organización en la presente coyuntura, que son: 1. Impulso a la reforma política con la Ley de Partidos y la Ley Electoral, 2. Promoción de un TSE y Altas Cortes con jueces probos y no partidistas, 3. Impulso y acompañamiento al movimiento verde y a la lucha contra la corrupción y la impunidad, y 4. A lo interno, la construcción del Padrón y la realización la convención pautada para este año.

El presidente en Funciones del PRM finalizó su intervención llamando a los perremeistas a prepararse para la gran convención para renovar las estructuras dirigenciales del partido a todos los niveles.

El doctor Roberto Fulcar habló en esos términos durante su presentación de una charla en el local de la seccional del Partido Revolucionario Moderno, ubicado en el 1880 de Carter Ave, en el Bronx, New York, donde compartió la mesa principal con el presidente de la organización Luis Emilio Ducasse, la secretaria general, Margarita Pichardo; Pedro Julio Escorborg, Alejandro Rodríguez, Jhon Sánchez, Yul’in Mateo, Neftali Fuerte, Antonio Jaquez, Rafaela Gómez, Leo Peña, Rafael Salazar, Diógenes De los Santos, José Miguel Sosa, Francisco Sandoval, Víctor Guaba, los Vicepresidentes, Subsecretarios, presidentes de regionales y un amplio auditorio de dirigentes y militantes perremeistas que colmaron el lugar y aplaudieron reiteradas veces la disertación, en un ambiente unitario y fraterno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario