Google+ Followers

miércoles, 1 de febrero de 2017

Odebrecht afectaría aspirantes en 2020

Por:
Alberto Caminero
e-mail:
a.caminero[@]elnacional.com.do
Aunque faltan más de tres años para las elecciones presidenciales, y ya analistas empiezan a medir las consecuencias directas y colaterales que el escándalo de los sobornos pagados por la constructora Odebrecht pueden causar en el ámbito político a algunos aspirantes para 2020.
Se prevé que las revelaciones que arrojen las investigaciones podrían salpicar a algunos de los aspirantes presidenciales que ya preparan sus proyectos políticos de cara a esos comicios.
Observan que Angel Rondón se vería obligado a mencionar nombres, señalado por los ejecutivos de Odebrecht como la persona que recibió el dinero para los sobornos.

El dato salió a relucir en una corte de Nueva York, lo que sirvió de presión para que la justicia dominicana actuara presionada por Estados Unidos, a revelar los nombres de los funcionarios que aceptaron sobornos, Entonces los principales líderes políticos dominicanos tendrían que redefinir sus estrategias electorales, porque son muchos los aspirantes que son tocados de una manera u otra por estos escándalos de corrupción.
El emporio de la construcción desde hace más de dos años es juzgado en una corte de Nueva York y en Brasil por sus confesados sobornos que totalizan más de 2 mil millones de dólares.
Explican que el expediente de Odebrecht, independientemente de los resultados finales de las investigaciones, seguirá gravitando por mucho tiempo en la conciencia de la población y cualquiera de los involucrados, directa o indirectamente, será aplastado por las organizaciones sociales si intenta cualquier proyecto presidencial.
Desde que se desató el escándalo en Brasil, los principales ejecutivos de Odebrecht fueron apresados y la condenada al pago de una multa de 2,600 millones de dólares por la Justicia de Estados UNidos al declararse culpable de pago de sobornos para conseguir obras.
En República Dominicana por la Ley de Soborno, los ejecutivos acordaron pagar el doble de la cantidad señalada, 184 millones de dólares.
Como en las investigaciones hay exfuncionarios muy cercanos de los gobiernos de Hipólito Mejía y Leonel Fernández, quienes tienen proyectos políticos con miras a las elecciones del 2020, para algunos analistas políticos, por prudencia, esos acontecimientos dilatarían la presentación de sus candidaturas presidenciales, sobre todo en medio de la irritación de organizaciones sociales que exigen un alto contundente a la corrupción y cero impunidad.
La Constitución le prohíbe a Danilo Medina volver a postularse, sin embargo hay algunos sectores que desde ya impulsan su candidatura.
Se ha dicho que en reiteradas ocasiones y diferentes escenarios el presidente Medina se ha negado rotundamente a que le hablen de reelección nueva vez.
Pero si Medina no aparece en la contienda interna, el más favorecido sería Loenel, quien cuenta con la segunda mayoría dentro del partido morado.
Los expertos políticos entienden que una candidatura del expresidente y presidente del PLD, provocaría en los sectores sociales que lo adversan desde que salió del poder la conformación de un bloque en su contra, amparados en la lucha contra la impunidad, sobre todo que dos de sus principales colaboradores en sus gobiernos han sido cuestionados y procesados.
Los vientos huracanados de la tormenta Odebrecht se podría llevar de paso las aspiraciones dentro del PLD, sobre todo porque son citados en este caso.
Gonzalo Castillo, quien tiene aspiraciones presidenciales, aparece firmando cinco convenios con Odebrecht, y Rubén Jiménez Bichara, con la firma del contrato de la planta de Carbón de Punta Catalina, que construye la empresa brasileña, y que una comisión de prestantes figuras, encabezadas por Agripino Núñez Collado, investiga su licitación, cuestionada por empresas participantes y sectores sociales que marcharon el pasado domingo 22 de enero.
Toca a la oposición
En el nuevo giro de las investigaciones, figuras de la oposición como Andrés y Chu Vásquez, del opositor PRM, el ingeniero Ramón Albuquerque y Alfredo Pacheco, entre otros, podrían seguir siendo llamados a declarar y explicar su participación en la aprobación de contratos y préstamos a favor de Odebrecht.
De parte del PLD, Abel Martínez y el senador Julio César Valentín, de la Cámara de Diputados y Reinaldo Pared Pérez, podrían ser citados ante el procurador, como parte del Poder Legislativo que aprobó los contratos.
Pared Pérez fue el primero que mostró su interés de ponerse a disposición de la justicia y pidió que se investigue a todos los legisladores que sean necesarios.
Otro de los afectados por estos escándalos es el ingeniero Hipólito Mejía, quien pretende la candidatura presidencial del PRM para él o para su hija Carolina, en una fuerte disputa con Luis abinader, quien resultaría beneficiado de estas denuncias.
De hecho, Abinader se le ve muy entusiasmado con las demandas de cero impunidad y alto a la corrupción que enarbolaron los convocantes de la marche del 22 de enero, a la cual asistió el ex candidato del PRM. En el periodo de gobierno de Mejía fue que se trajo al país a la empresa brasileña.
UN APUNTE
Hipólito, Leonel y Danilo
Las investigaciones en Estados Unidos y en República Dominicana a la empresa Odebrecht abarcan obras públicas desde el año 2001 hasta el año 2014. Este lapso incluye a los gobiernos de Hipólito Mejía, Leonel Fernández y el actual del presidente Danilo Medina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario