Google+ Followers

lunes, 12 de diciembre de 2016

“A estudiar todo el mundo en la Policía”, desde generales hasta alistados

El Instituto Policial de Educación será uno de los pilares en la transformación de la institución del orden público
SANTO DOMINGO. El titular del Ministerio de Interior y Policía, Carlos Amarante Baret, reveló que a lo interno de la Policía Nacional se trabaja de manera discreta, pero incesante, en su transformación y modernización, dando prioridad a algunas áreas, y asegura que “es increíble la cantidad de cambios que están sucediendo” en esa institución, a raíz de la promulgación de la Ley 590-16, llamada a reformar el cuerpo del orden público.
Al participar como invitado principal en el Diálogo Libre que coordina el director de Diario Libre, Adriano Miguel Tejada, el funcionario describió como aspectos fundamentales para transformar la Policía Nacional: la modernización y profesionalización de sus agentes.

“A estudiar todo el mundo en la Policía”, señaló Amarante Baret, quien fungió antes como ministro de Educación, y entiende que la institución, creada en 1936 por el dictador Rafael Leónidas Trujillo, desde hace mucho tiempo fue desactualizándose en temas como la formación de carrera de sus miembros.
Por ello, el ministro de Interior y Policía apela al Instituto Policial de Educación, para poner al día en términos de preparación, desde los generales hasta los alistados de la institución.
“Si uno no actualiza, hasta cierto punto, se va como muriendo en términos de pensamiento y la institución no avanza”, reflexionó Amarante Baret, al resaltar la relevancia que tiene para el Consejo Superior Policial la creación de este instituto, contemplado en la nueva Ley Orgánica de la Policía Nacional.
El Instituto Policial está llamado a diseñar, planificar y ejecutar las políticas y programas de estudio en las diferentes áreas de la institución.
El ministro de Interior y Policía hizo mención, además, a la dignificación de la carrera policial como uno de los pilares del reformulación de la Policía Nacional, y para lo cual el presidente de la República, Danilo Medina, dispuso de RD$ $2,532 millones adicionales al presupuesto de la institución para el año 2017.
Precisó que estos montos irían encaminados a mejorar la seguridad social, así como la situación salarial de los agentes, tema -este último- que ha sido motivo de distintas protestas en las calles y a través de las redes sociales.
Censo
El ministro de Interior y Policía también compartió, durante la entrevista, detalles puntuales sobre el plan estratégico en términos tecnológicos y de organización de los miembros de la Policía Nacional, a través de un censo que promete dar un panorama completo acerca de la disponibilidad de agentes con que cuenta la institución en cada punto geográfico.
Según explicó Amarante Baret, el censo, junto a la plataforma tecnológica policial estructurará con mayor eficiencia el desplazamiento interno de los miembros, así como su control por parte de la Dirección General de la PN.
Amarante Baret indicó también que se ha realizado un trabajo en la organización de los recursos humanos con ayuda del Ministerio de la Administración Pública, para definir las competencias de que tienen que ver con cada rango que ostentan los agentes.
Al mismo tiempo, detalló que la Policía ha sido dotada de un manual de funcionamiento estructural que contiene derechos y deberes y deberes inherentes a cada rango y a cada función en términos administrativos y de dirección.
Confianza en la población
A juicio de Amarante Baret, un número mayor a los 37 mil agentes con que cuenta la Policía Nacional no sería la panacea al problema de la inseguridad en el país, sino más bien la calidad de los que forman parte del cuerpo del orden público.
Para ello -explicó- es clave la confianza de la población en la institución y la proximidad de ésta con los ciudadanos, al momento que estos presenten cualquier tipo de dificultad.
Sin embargo, recordó la pertinencia de mejorar las condiciones salariales de los agentes para que sirva de motivación.
“Lamentablemente, durante muchos años, el que ingresaba a la Policía era el muchacho del pueblo lejano del sur, era el muchacho que se había quedado sin opciones en la vida”, observó Amarante Baret, al insistir en que las precariedades que padecen los policías se traducen en su accionar.
De acuerdo con el ministro, el Consejo Superior Policial se ha enfocado en la elaboración del reglamento de aplicación de esta Ley, previsto para su elaboración durante los seis meses posteriores a la entrada en vigencia de la legislación.
Ascensos por méritos
El ministro de Interior y Policía advirtió que a partir del nuevo modelo policial los ascensos en la institución deberán tomar en cuenta más que la antigüedad en el servicio de los miembros la “meritocracia” que puedan presentar en sus hojas de vida. “Si usted es coronel en una plaza y sus índices de delincuencia están disparados hacia arriba no lo pueden premiar con el generalato”, puntualizó.
“Manzanas podridas” no lograrán escapar
Las “manzanas podridas” tampoco escaparán a la reforma prevista en la Ley Orgánica de la Policía Nacional, advirtió el ministro Amarante Baret.
Conforme a la visión del funcionario, desde antes de asumir en el cargo, el Consejo Superior Policial no ha dejado de apartar a miembros que se alejan de sus funciones y, por el contrario, se vinculan con el crimen y la delincuencia, aunque debido “al estilo que ha tenido la Policía” no se dan a conocer al público.
Amarante Baret confirmó que la Inspectoría General y la Dirección Central de Asuntos Internos de la Policía Nacional tienen mucho trabajo, y han colocado a coroneles y oficiales de alto rango fuera de la institución por faltas cometidas.
El ministro de Interior y Policía relató que en el momento en que conoció el caso del joven “buzo” Darlin Franco, que habría encontrado una suma millonaria de dinero en un vertedero de San Cristóbal, y luego fue supuestamente interceptado por varios agentes y despojado del dinero, se comunicó con el director general de la Policía Nacional, Nelson Peguero Paredes, y el hecho se encuentra bajo investigación. “Seremos implacables en ese tema”, aseguró Amarante Baret, sobre aquellos policías que violan el código de la institución.
“Si esta gente han actuado llevándose, todas las normas que deben de observar, por delante, van a ser separados por la institución”, prosiguió el ministro, quien animó a los ciudadanos a mantener la actitud de denunciar las malas acciones que sucedan dentro de sus comunidades sin miedo a ser delatados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario