Google+ Followers

martes, 22 de noviembre de 2016

“El turismo de EEUU sigue creciendo pese a Trump”

ENRIQUE DE LA MADRID / Secretario de Turismo de México

México ya es el noveno destino turístico mundial. El secretario de Turismo analiza el auge del sector en tiempos de crisis

Contra Donald Trump existe un antídoto: el sol de México. El futuro presidente de Estados Unidos puede odiar a su vecino, pero cada año son más los estadounidenses que viajan al sur en busca de su milenaria alegría de vivir. Enrique de la Madrid (Ciudad de México, 1962) es posiblemente quien mejor lo sabe. El secretario de Turismo tiene en sus manos uno de los sectores más prósperos y competitivos del país. Una potencia que ya es el noveno destino turístico mundial y que, beneficiada por una naturaleza y una historia privilegiada, no teme al futuro.
Pregunta. ¿Afectarán la victoria de Trump y su discurso antimexicano al turismo?
Respuesta. Llevamos dos años de campaña negativa hacia México y no ha bajado el turismo estadounidense. Por el contrario, ha crecido. Los visitantes que llegan en avión desde los Estados Unidos aumentan al 14% anual, frente al 10% restante.
P. ¿Y no hay riesgo de que esto cambie?
R. En un país de 320 millones de habitantes como Estados Unidos, el número de pasaportes es de 60 millones: nosotros nos enfocamos a aquellos que viajan, que les interesa el mundo, que tienen la mente abierta. A Trump no le votó la mayoría, sino los necesarios para que ganara.

P. Pero los estadounidenses representan más del 50% del turismo extranjero. ¿No es México es muy dependiente de su vecino?
R. Vamos a diversificar aún más los mercados. Hace 10 años, los estadounidenses representaban el 70% de los que llegaban por avión a México, ahora son el 55%.
P. En todo el caso, la caída del peso les beneficiará.
R. La depreciación de la moneda es un incentivo adicional para el turismo.
P. Y la inseguridad. ¿No les daña?
R. Afecta; no puede no afectar. Hace un año o dos la percepción de seguridad bajó, pero en 2016 ha habido un repunte.
P. ¿Y en cifras?
R. Hemos pasado de ser el 15º país más visitado del mundo al 9º; el año pasado tuvimos 32,5 millones visitantes del exterior, este año acabaremos en 35 millones…
P. ¿No teme un incidente grave?
R. Hay cinco destinos que absorben el 80% de los visitantes del exterior: Cancún, Vallarta, Los Cabos, Ciudad de México y Guadalajara. Son esencialmente seguros, pero de lo que se trata es de que sean absolutamente seguros. Y eso requiere que todos se involucren, incluyendo a la ciudadanía y los empresarios.
P. ¿Y no les hacen falta grandes acontecimientos, como el Gran Premio de Fórmula 1, que mejoren su imagen?
R. En esta Administración hemos puesto especial énfasis en vincular al país con ciertas marcas de prestigio y reconocimiento mundial. El objetivo es lograr una mayor visibilidad internacional en segmentos que nos interesan.
P. ¿Lo han logrado?
R. La Fórmula 1 nos hace ver como un país capaz de organizar grandes eventos y con una fuerte capacidad de ejecución. Pero aparte del Gran Premio, hemos invertido en el Cirque du Soleil, para crear el espectáculo Luzia, basado en la cultura mexicana. También lo hicimos la película Spectre de James Bond, donde se innovó un desfile del Día de Muertos que no existía y al que acabaron asistiendo 250.000 personas. Y ahora ofrecemos desde México el primer monday night de fútbol americano.
P. ¿Hacía qué modelo de turismo se encamina México?
R. En los grandes números somos un destino de sol y playa. Y es natural, porque las temporadas frías en Estados Unidos y Canadá coinciden con un tiempo espléndido aquí. Pero no nos limitamos a eso. Aquí cabe todo.
P. ¿Por ejemplo?
R. Queremos fortalecer el turismo cultural, el gastronómico y sacarle más provecho a nuestras áreas naturales. No nos queremos encasillar; México da para mucho. Pero los destinos se tienen que especializar. Nuestro futuro es el multidestino y la multiespecialidad.
P. ¿Y cuentan con inversión extrajera?
R. Los hoteles son en su mayoría de mexicanos, aunque la operación sea extranjera. Y estamos creciendo en habitaciones. Sólo en Los Cabos se están construyendo 5.000 habitaciones más.
P. ¿Pero es una oferta de calidad? En España hubo un crecimiento fuerte pero de baja calidad que luego ha obligado a reestructurar el sector.
R. En España hubo una sobredensificación. Nosotros tratamos de evitarlo y para ello contamos con un instrumento legal: las zonas de desarrollo turístico sustentable. Pero en general nuestra hotelería es impresionante, lujosa y a buen precio. De las mejores del mundo. Somos muy competitivos y lo que aún se puede abrir al turismo es enorme. Tenemos mucho porvenir.
P. ¿Y el turismo nacional?
R. El 89% del valor lo hacemos los mexicanos. Y estamos buscando incentivos para que en las temporadas bajas mejoren los precios y la ocupación doméstica sea mayor.
P. ¿Cuáles son sus apuestas de futuro?
R. En el corto plazo estamos tratando de consolidar Huatulco (Oaxaca), un lugar maravilloso, pero con sólo 3.500 habitaciones. También queremos relanzar Acapulco, porque es un reto nacional. Fue el destino de México por excelencia.
P. Pero la violencia lo ha devorado. Tiene mala fama.
R. La tiene, pero por eso mismo tenemos que reactivarlo. Si seguimos dejando que caiga, afecta a todo el país.
P. ¿Un objetivo a cumplir?
R. Que el sector turístico se consolide como uno de los grandes motores de la economía. Que se mida no por número, sino por derrama, por valor agregado.
P. ¿Y el mayor peligro?
R. No lograr un desarrollo ordenado y sustentable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario