Google+ Followers

miércoles, 17 de agosto de 2016

Doctor Silverio López, filántropo de la medicina mocana, consagrado a servir a pobres

Por Nicolás Arroyo Ramos  
Moca.- El doctor Silverio López Gutiérrez, graduado como médico en 1962, en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), es un verdadero filántropo de la medicina dominicana, quien ha consagrado su vida a cuidar a personas pobres, y a los enfermos de cáncer de Moca y la región, a través del Instituto Mocano Contra el Cáncer.
Bautizado con el título de “Médico de los pobres”, por quienes acuden a diario a su consultorio en busca de salud este “buen samaritano de la medicina mocana”, acaba de cumplir 80 años de edad, la mayoría de los cuales dedicados al ejercicio de una medicina social en beneficio de las personas humildes y desamparados residentes en barrios y campos.


Con una amplia hoja de servicio dedicada a curar personas de escasos recursos económicos, expresa que siente la mayor satisfacción de su vida cuando logra resolver los problemas de salud a cualquier persona que acude a su consultorio o le puede regalar la medicina.
“Me siento muy realizado y agradecido de Dios cuando puedo mitigar algún problema de salud a las personas que acuden a nuestro consultorio o le regalamos algunos medicamentos que gestionamos con amigos para que puedan sanarse o curar alguna enfermedad”, indica el reconocido galeno quien en varias ocasiones fuera diputado.
El presidente del Patronato Mocano Contra el Cáncer y ex diputado del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), expresó que aunque cuando niño sentía una gran atracción por la electrónica, pero que al ver muchas personas enfermas sufrir y que hasta morían de cáncer, decidió estudiar medicina y servir a los más pobres”, manifestó.

Recordó que luchó con mucho sacrificio y gallaría para hacerse bachiller y marcharse a la capital a estudiar medicina en la Universidad Autónoma de Santo Domingo. “eran tiempos muy difíciles, veíamos los pobres y enfermos de cáncer sufrir y eso me llevo a estudiar medicina”, explicó el reconocido galeno mocano.

Dijo que sus padres eran muy pobres y que carecían de los recursos para proporcionárselo, a fin de que fuera a estudiar medicina a la Capital, por lo que al graduarse de bachiller estuvo que laborar primero como maestro en la recién inaugurada escuela Juan Crisóstomo Estrella, pero que luego retomó su sueño y se fue a vivir a la ciudad de Santo Domingo en la humilde pensión de un tío y con todas las limitaciones del mundo.
.
Expuso que de manera circunstancial participó en la actividad política, porque su verdadera pasión es el servicio que ofrece a través de la medicina social, a cada una de las personas pobres que están enfermas del cáncer y que se acercan a su persona y la institución que dirige buscando cualquier tipo de ayuda: “Me siento una persona realizada y con mucha satisfacción personal cuando ayudo a los pobres y enfermos del cáncer que visitan nuestra institución y solicitan una ayuda personal”, expresa el doctor Silverio López.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario