Google+ Followers

viernes, 19 de agosto de 2016

Bolt “No necesito probar nada más”

por Carlos A. Nava  ESPN.deportes.com
RÍO DE JANEIRO.- Si de velocidad se trata, nadie puede siquiera competir contra Usain Bolt. El hombre más rápido sobre la tierra apabulló a sus rivales en la final de los 200 metros planos para ganar su tercer oro consecutivo olímpico en la distancia.
Y si apenas el domingo conquistó los 100 metros planos, este jueves su demostración de poder fue aún más impresionante.

Ni siquiera requirió de su mejor tiempo para dar su golpe de autoridad. El plusmarquista mundial recorrió los 200 metros en 19.78 segundos, más de dos décimos mejor que cualquiera de sus competidores, como el canadiense Andre De Grasse, quien se llevó la plata.
“Quería correr en mejor tiempo”, dijo Bolt. “Me sentí bien, pero cuando salí de la curva y llegué a la recta mi cuerpo no me respondió como quería, así que creo que se trata de la edad que comienza a cobrar factura.
Entre más viejo, más difícil es…”.
Bolt cumplirá 30 años el domingo y se convirtió en el atleta de mayor edad que gana los 200 metros planos.
Es casi ocho años mayor que De Grasse, el que parece destinado a suceder en el trono de la velocidad. Terminó tercero en los 100 metros.
“Nadie puede decir que se está haciendo viejo”, dijo el canadiense De Grasse. “¿Lo vieron correr esta noche? Muchas cosas pueden pasar en una noche como esta. Pero ya lo vieron, no creo que sea viejo para nada”.
La única mala noticia para todos los que parecen adoradores de Bolt es que es muy probable que lo vieron en la distancia que ha dominado en tres ciclos olímpicos por última vez, los 200 metros.
“Creo que esta vez fue la última vez”, dijo. “No necesito probar nada más. ¿Qué más puedo hacer para probar que soy el más grande?”.
Cierto. Bolt nada necesita probar, dentro ni fuera de la pista. Ha salido limpio incluso en cualquier tipo de examen antidopaje al que fue sometido.
“Nadie me ha dado nada”, afirmó. “Yo he trabajado muy fuerte. Así que cuando llega el momento, ganar es un alivio.
Obviamente, muchas cosas pueden salir mal en una carrera cualquiera. Así que ganar hoy me deja un sentimiento de alivio”.
De nueva cuenta, el jamaiquino casi llenó el Estadio Olímpico por si mismo. Todos querían verlo ganar, triunfar, ser contudente y hacer historia… Así sucedió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario