Google+ Followers

domingo, 5 de junio de 2016

“Si gana Fujimori, la sociedad se va a quebrar”

VÍCTOR DELFÍN | ARTISTA PLÁSTICO PERUANO

El escultor y pintor, que lideró un manifiesto de intelectuales para pedir el voto contra Keiko Fujimori, teme ahora a la división social

Es uno de los artistas peruanos con más éxito internacional y una especie de referente moral del antifujimorismo. El escultor y pintor Víctor Delfín, nacido hace 88 años en Lobitos (Piura, una caleta del norte del país) fue muy activo en la lucha para denunciar la corrupción de Alberto Fujimori.
En el lugar donde reúne sus premios guarda la bala que le dispararon en la Marcha de los Cuatro Suyos, la movilización del 28 de julio de 2000 que impidió la tercera reelección. Delfín, que lideró un manifiesto de intelectuales para pedir el voto contra Keiko, teme ahora a la división social. Hijo de un obrero y exdirector de la Escuela de Bellas Artes de Puno y de Ayacucho, recibe a EL PAÍS en su espectacular casa-taller construida sobre un barranco con el océano Pacífico como protagonista en todas las ventanas.
Pregunta. ¿Cómo llega Perú a estas elecciones?
Respuesta. Es un momento difícil. Salga lo que salga, el Perú va a quedar muy partido por la mitad. Todos están muy preocupados, hasta los militares que siempre se acomodan. Fujimori cerró el Congreso sin que le tiemble el pulso hace 25 años y desde allí viene toda esa serie de crímenes que cometieron con el apoyo de la Iglesia, de monseñor Cipriani. Uno se cansa de repetir, llevamos más de 20 años en esta pesadilla.
P. ¿Por qué 20 años después, con Fujimori en la cárcel, puede ganar su hija?
R. En Latinoamérica los mandatarios se han dedicado a saquear y con ese dinero hacen campañas políticas. El venezolano Carlos Andrés Pérez le dijo a otro presidente: si te quieres reelegir, roba para que tengas dinero para la campaña. Se dirigen a la parte del país no informado, al que no le llega la prensa. Ese fue el estilo de Fujimori y Vladimiro Montesinos. Y siguen usando la bandera de que ellos combatieron al terrorismo. Para hacerlo incluso mataron niños (como en Barrios Altos). Y mataban a los que no estaban con ellos.
P. ¿Cómo consiguen volver 20 años después de perder el poder?
R. Fujimori no perdió el poder a pesar de estar en la cárcel. La clase dirigencial es muy tímida y corrupta. El problema es la desigualdad. Sendero nació por la desigualdad social. Había mucha desocupación. Un hombre con 22 años y dos hijos, sin trabajo, le decían por 50 soles pon este paquete allí, y lo hacía. Y era una bomba para volar una fábrica. Se explota mucho la miseria del pueblo peruano, la desigualdad es profunda.
P. ¿El crecimiento de estos años no ha sido capaz de cambiar el país?
R. El crecimiento es relativo: es para determinados personajes e instituciones que no tienen ningún escrúpulo para hacerse rico. Compran un terreno por medio millón de soles y fabrican algo que les da 30 millones de soles. Se consiguen la aprobación del alcalde con un poco de coima. Es muy terrible.
P. ¿Pero el país está mejor o peor?
R. Ahora la gente sonríe por lo menos. Eso ya es bastante. Conozco Lima desde que llegué a los 19 años. Entonces era otra cosa. Después viene la época del terror, la mayoría emigra. Pero el problema del Perú es la escolaridad: para salvar a un peruano hay que conseguirle a un niño una buena escuela y son carísimas.
P. ¿La sociedad peruana está anestesiada?
R. Cuando suceden cosas graves, como ahora, la gente se da cuenta: sale, se manifiesta y es impresionante. Estuve en la manifestación contra Keiko el martes. Me hizo recordar mucho la Marcha de los Cuatro Suyos [en 2000 contra el padre]. Pero esta es organizada por los jóvenes, eso quiere decir que la esperanza no se pierde. Me da mucha alegría. Ha habido presidentes decentes: Paniagua, Belaunde Terry. No me imagino a Bustamante y Rivero haciendo un pacto con los narcotraficantes. Eso es lo que hay que reclamar, la vuelta a la decencia política. Los metidos en el narcotráfico se refugian en el Congreso como antes los delincuentes lo hacían en las iglesias. Esperan a que prescriban los delitos y salen con el dinero. Además, el prejuicio contra los compatriotas de la sierra y la selva y la puna se está pagando caro. Siempre han sido marginados, maltratados el cholo, el serrano, el indio. He estado en México y no existe eso.
P. Qué pasará si gana Fujimori?
R. La sociedad se va a quebrar. Eso es peligroso. El turismo, el poco desarrollo que se ha logrado se va a parar otra vez, porque nadie va a querer invertir en un lugar que está en conflicto.
P. ¿Volverán a las calles?
R. Sí. Si gana Kuczynski podremos tener una paz relativa, trataremos de ayudarlo a que haga un buen gobierno. Pero con Fujimori no va a haber diálogo. La brecha va a ser más honda, va a haber salidas a las calles y esto no va a parar.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario