Google+ Followers

martes, 1 de diciembre de 2015

Casos de embarazadas con VIH que se transmiten a niños suben

La prevalencia del sida en RD afecta más a la población de menor nivel de ingresos y educación


Por Yanet Féliz-
Santo Domingo.-El Día Internacional de la Acción Contra el Sida encuentra al país con una tendencia alcista de madres embarazadas que han contraído el virus y transmiten la enfermedad a su bebé, ante la falta de humanización en hospitales para realizarles el parto a las 38 semanas.
La prevalencia de estos casos es de 3.6 por ciento y subió a 6%, según Víctor Manuel Terrero Encarnación, director del Consejo Nacional para el VIH-Sida, quien aspira que haya caso cero.

Otro de los retos a enfrentar es la estigmatización, discriminación laboral y el que se respeten los derechos e igualdad de las personas afectadas.
La prevalencia de la epidemia se mantiene estable en un 0.8 por ciento a nivel nacional entre personas de 15 a 48 años, de acuerdo a las últimas tres mediciones de la Encuesta Demográfica y de Salud (Endesa) de 2002, y 2013 .
Los más afectados
Tanto Terrero como el coordinador de Gestión de Servicios de Salud, Leonardo Martínez Abreu, coincidieron en que el virus se ha concentrado en los últimos años en hombres que tienen relaciones sexuales con hombres; transgéneros, mujeres de baja escolaridad, usuarios de drogas inyectables, trabajadoras sexuales y migrantes haitianos.
Para Terrero Encarnación, el caso de las embarazadas representa una vergüenza, ya que en otros países es una situación superada.
“Lo más importante que tenemos que rebasar es que los hijos de embarazadas nazcan con VIH; de 2009 al 2012 se estima que habíamos gastado más de RD$50 millones en ese programa de transmisión vertical”, comentó Terrero.
Detalló que a partir de las 14 semanas inician los tratamientos para llevar a la mujer a niveles indetectables de carga viral y aislar a los recién nacidos de la enfermedad.
Empero, aunque esta debe completar su ciclo de parir a las 40 semanas, ellos recomiendan interrumpirles el parto sin previo dolor a las 38 y que se les aplique una dosis de tratamiento antirretroviral, que están en los 120 centros del país.
“A ese niño no se le da lactancia materna para evitar que le pase el virus al bebé; qué ocurre, que los médicos rebotan las pacientes, no las internan o no les interrumpen el embarazo porque viene otro servicio, como también sí esperan más tiempo inician labor de parto y las contracciones la estresan y en ese lapso le pueden transmitir al niño la enfermedad”, afirmó Terrero.
Entendimiento
Para los próximos días prevén una reunión con la Sociedad Dominicana de Obstetricia y de Pediatría para llegar a un entendimiento para no seguir creando generaciones de niños con el virus innecesariamente.
Terrero adelantó que se proponen aprobar la ley que penalice la discriminación, que se respeten los derechos humanos e impulsar el Programa “90.90, 90” para que los medicamentos lleguen a todos los pacientes.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario