Google+ Followers

viernes, 13 de noviembre de 2015

Los parientes de Maduro encaran cadena perpetua

Imputado. Efraín Flores, ahijado de Nicolás Maduro
El Nuevo Diario | EFE
Nueva YorK
 El ahijado y un sobrino del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, imputados por delitos de narcotráfico en EE.UU., se enfrentarán a cargos por los que la pena máxima es la cadena perpetua, informó ayer en un comunicado el fiscal del caso, Preet Bharara.
Ayer quedaron  detenidos sin fianza en Nueva York a la espera de volver a comparecer ante el juez el 18 de noviembre.

Efraín Antonio Campo Flores, ahijado del mandatario venezolano, y Francisco Flores de Freitas, sobrino suyo, fueron imputados ayer por conspirar para introducir cocaína en Estados Unidos y comparecerán en las próximas horas ante un juez federal en Nueva York.
Según la Fiscalía, ambos participaron en varios encuentros durante el mes de octubre para organizar el envío de un cargamento de cinco kilos de cocaína a través de Honduras. La Casa Blanca indicó ayer que dos personas fueron detenidas en Haití acusadas de “conspirar para llevar una cantidad importante de cocaína a Estados Unidos”, pero dijo no poder confirmar si se trata del ahijado y un sobrino del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.
Incautan 56 kilos cocaína
a jefe policial  

La Fiscalía venezolana informó ayer de la detención del jefe de Homicidios de la policía científica venezolana en el estado Vargas (litoral), dos detectives y un civil, tras la incautación de 56 kilos de cocaína dentro de una patrulla del cuerpo policial. El comisario Alirio Castellanos fue imputado por la presunta comisión de los delitos de tráfico agravado de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, peculado de uso, asociación para delinquir y violación de domicilio”, indicó el Ministerio Público en un comunicado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario