Google+ Followers

viernes, 16 de octubre de 2015

Tropas de Uruguay y Perú proporcionan seguridad para elecciones en Haití

Ximena Moretti

Soldados uruguayos y peruanos que participan en la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) están cooperando a través del plan ECCLESIA para proporcionar seguridad durante las elecciones parlamentarias y presidenciales del país.
Durante las votaciones del 25 de octubre, y de nuevo el 27 de diciembre si hay una segunda vuelta en la elección presidencial, el Batallón Uruguay-Perú (URUPERBAT) mantendrá la seguridad pública en todo Haití, con el aporte de 246 soldados uruguayos y 164 peruanos al total de 2.300 soldados y 2.339 agentes de policía que participan en la iniciativa.

“En las elecciones se trabajará con una planificación centralizada, con suma autonomía, con posibilidades de tomar la iniciátiva dentro de los lineamientos del Comandante Militar”, informó el Coronel José I. Gentini, Comandante del Batallón URUPERBAT, a Diálogo . “Se empleará una estrategia escalonada que contempla la participación de las autoridades locales, la UNPOL [Policía de las Naciones Unidas], y la participación de los componentes militares de Brasil y Chile, como parte del plan ECCLESIA”.
El URUPERBAT, con sus 410 integrantes, que comenzó a desplegar el Plan ECCLESIA a mediados de julio, comenzó a monitorear y mejorar la seguridad en los centros de votación, principalmente en los departamentos Noreste y Centro, durante la primera vuelta de elecciones parlamentarias del 9 de agosto. Instalaron una Base de Operaciones Temporal (TOB) en la localidad de Hincha, en la parte central de Haití. La misma fue operada por aproximadamente 100 militares del Equipo de Combate Alfa pertenecientes al contingente uruguayo. Por su parte, el Equipo de Combate Bravo, conformado por las tropas peruanas del URUPERBAT, asumió su rol en el departamento Noreste.
Protegiendo los centros de votación
El contingente uruguayo y peruano mantuvo constante vigilancia antes, durante y después de la apertura y cierre de los centros de votación, lo cual incluyó realizar patrullajes y brindar seguridad tanto a los centros de votación como a los votantes. También se desplegaron oficiales de enlace en las capitales departamentales para asegurar la coordinación técnica directa con el jefe de los Oficiales Militares de Enlace (CMLO), la Policía Nacional Haitiana (PNH), UNPOL y las autoridades electorales, quienes trabajaban e informaban directamente al Comandante de la Fuerza de la Misión de la ONU.
“Como parte de la estrategia de seguridad, desde el 15 de julio, las tropas uruguayas y peruanas en Haití encaminaron los esfuerzos a conseguir la información necesaria que facilite el cumplimiento de la misión de seguridad de las elecciones presidenciales y parlamentarias”, explicó el Cnel. Gentini a Diálogo .
“La presencia militar durante la primera vuelta de las elecciones parlamentarias actuó como un elemento disuasivo, no se registraron incidentes. La operación militar fue catalogada como un éxito por las autoridades nacionales e internacionales. El plan ECCLESIA se puso a prueba en esta primera ronda de eleccion”.
Tiempo de transición
El URUPERBAT protege el proceso eleccionario haitiano, mientras que la MINUSTAH tiene como meta consolidar la paz en todo el país, con el objetivo de una reducción paulatina y escalonada del componente militar de la misión, en concordancia con la resolución 2180, del año 2014, de las Naciones Unidas.
En este contexto, la ONU propuso que Brasil y Chile lideren la fase final de la operación militar en Haití, que comenzará a cerrarse en 2016, una vez finalizadas las elecciones presidenciales.
“Nos sentimos orgullosos de formar parte de los contingentes que dan paso a que se desarrolle la vida democrática en Haití para que sus propias autoridades se hagan cargo de su país”, manifestó el Cnel. Gentini.

No hay comentarios:

Publicar un comentario