Google+ Followers

viernes, 16 de octubre de 2015

La L de Leonel

Por: Cristian Rodríguez
“Lo único que realmente nos pertenece es el tiempo. Incluso aquel que nada tiene, lo posee.”-Baltasar Gracián (1601-1658)
Levantar el puño cerrado en señal de unidad representó para el Partido de la Liberación Dominicana la contraseña compacta de unidad, acompañado con el carácter de “Servir al Partido para servir al Pueblo”, el ideal de lucha, la utopía estaba en las palmas de las manos de cada unos de los compañeros que fraguaban construir un mundo nuevo pero la señal solo persistió hasta la llegada al poder de los desarmados.


La estrategia comunicacional cambio, fue necesario ir persuadiendo a la militancia vehemente del primer gobierno del partido que lucho por llegar al poder utilizando cualquier método, en especial el de la lucha armadas en las calles, que la historia cambio el curso de la organización, esos son otras quintas o sexto episodios. Los acuerdos establecidos con el debilitado Partido Reformista Social Cristiano Y el surgimiento del histórico pacto Patriótico forzaron a los nuevos estrategas del recién liderazgo surgido de la astucia, crear otra imagen con relación a la intención de la organización formada por el profesor Juan Bosch. El discurso encrespado de Leonel funcionó y se creó un ambiente enardecido alrededor de la nueva figura que le arrebató la tradicional señal de unidad, de las quimeras de trabajar unidos para transformar el país y hacer una República Dominicana nueva. Leonel ejecuto en su primer gobierno proyectos que arrastro en su retorica de campaña y coloco el país en espacios universales nunca soñados, su discurso estaba acompañado de un contenido relacionado con la política de mercado que embrujaba a los eruditos que promovían la sapiencias del nuevo líder de finales del siglo XX. 1996-2000 fue un periodo de gobierno que dejo huellas en la historia política y económica del país, la promoción y ejecución de hacer de Santo Domingo un Nuevo York chiquito y fortalecer aéreas económicas perturbadas por largos años con planteamiento de aproximación de una cultura política innovadoras, dejo pasmados, embrujados a los sectores económicos y políticos de la nación……Leonel fue un León, esa leomania permaneció tres periodos con una interrupción en el poder que le ayudo a crear una base política y económica con opción de poder en circunstancias pluscuamperfectos y la historia disgregantes, de estigmas se ha esparcidos con la apertura alterna y forzadas de otros de los discípulos de Bosch que tiene como propósito desaparecer la señal de Leonel pero es difícil crear un símbolo con los dedos de las manos que denote la figura de Danilo. La señal del León se ve poco en las calles, asambleas y actos políticos de la organización oficialista, se está inhabilitando a la estructura rancia, debilitando su poder político y económico, la señal de Leonel la quieren ocultar y hacer aparecer con el arte del poder un nuevo partido pero sin la señal de Leonel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario