Google+ Followers

jueves, 22 de octubre de 2015

El dengue avanza

Editorial Periódico Camino 
Para una familia que haya perdido un hijo a causa del dengue debe ser muy doloroso escuchar las recientes declaraciones de un funcionario del Ministerio de Salud Pública cuando afirmaba: De cada 10 muertes por dengue que se registran en el país, siete u ocho son evitables. Si estos decesos podían evitarse, entonces ¿cuáles mecanismos fallaron para que no se tomaran las medidas de lugar? Lo que pasa es que en nuestro país hemos olvidado la sentencia popular que dice que “el pasmo con tiempo tiene remedio”, o la otra, cargada de desesperanza “el dominicano pone candado después que le roban”.
Aquí hemos pasado por alto que el dengue está presente todo el año, y que el mosquito Aedes Aegypti que lo transmite no toma vacaciones. Quienes sí parece que bajan la guardia en su tarea de conscientizar a la población y estar alerta todo el año frente a este problema son las autorida­des responsables del Ministerio de Salud Pública. Si comparamos las muertes por dengue que llevamos en lo que va de año con países del área, en condiciones de pobreza como el nuestro, notamos la gran diferencia. El porcentaje de muerte allí es menor. Un reciente informe epidemiológico de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) así lo confirma, reflejando que entre catorce países latino­americanos, nuestro país tiene el mayor número de fallecimientos por dengue. Hay que apurar el paso para detener estas muertes, y más cuando la Dirección General de Epidemiología del Ministerio de Salud dijo el pasado miércoles 21 de octubre, que esta enfermedad ha crecido el 294% comparado con los últimos cinco años, y que ya van más de 8 mil personas afectadas. No queremos meter miedo, pero el problema es serio y más cuando tenemos tantas familias viviendo en un estado de hacinamiento espantoso y muchos centros de salud ca rentes de equipos e insumos para enfrentar esta realidad. El momento es para aunar esfuerzos, y juntos, por encima de banderías políticas, sumarnos a una campaña seria y permanente de prevención, atacando los focos de criaderos del mosquito que tanta tristeza a llevado a decenas de hogares dominicanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario