Google+ Followers

sábado, 1 de agosto de 2015

No habrá prórroga; vence este sábado el plazo Plan de Regularización

SANTO DOMINGO. Vence este sábado, 1 de agosto, el plazo otorgado para que los extranjeros indocumentados en la República Dominicana pudieran completar sus expedientes para acogerse al Plan Nacional de Regularización.
El viceministro de Interior y Policía,  Washington González,  negó que vaya a ser prorrogado el proceso de regularización, como habría dicho el coordinador del mismo, Samir Santos, según le atribuyó ayer un periódico que no es El Nuevo Diario.

En conversación telefónica con nosotros, González dijo que el plazo de 45 días que se otorgó para completar el proceso vence este sábado, a las 12:00 de la noche.
Asimismo, el funcionario resaltó que el retorno voluntario hacia Haití de las personas que no pudieron completar su estatus, continúa realizándose.
Reveló que de 288,466 solicitudes recibidas, 239,000 cumplieron con los requisitos para permanecer de forma legal en el país, lo que representa el 82 por ciento del universo de inmigrantes en suelo dominicano.
“Los carnets están disponibles en las 25 oficinas abiertas en toda la República Dominicana”, aseguró. 
Caricom retoma cuestionamiento 
La comunidad caribeña,  Caricom, o países que integran el bloque Comunidad del Caribe, ha iniciado de manera pública gestiones dirigidas a provocar la intervención directa del Papa Francisco en el tema migratorio que mantiene enfrentados a los gobiernos de República Dominicana y Haití.
El organismo regional, que ha sido lacerante contra el Estado dominicano por llevar a cabo el Plan de Regularización de Extranjeros en Situación Irregular, hizo ayer  un pedido al Papa  para que intervenga en el caso que ya antes ameritó un diagnóstico e informe a cargo de la Organización de Estados Americanos (OEA).
Irwin LaRocque, secretario general de la Comunidad del Caribe, fue específico cuando manifestó que el Vaticano podría jugar un papel para solucionar “el problema que enfrentan los descendientes de haitianos en la República Dominicana”, según recoge un despacho de la agencia EFE.
Queda claro que el pedido del Caricom va dirigido,  no a mediar propiamente en el impasse surgido entre los dos países, sino más bien que busca inducir al Papa Francisco para que incline la balanza hacia los haitianos indocumentados.
Ya antes, de manera espontanea y sin que medie un pedido en ese sentido, el Sumo Pontífice se había referido al caso migratorio entre Haití y República Dominicana, cuando a final del mes de mayo se dirigió a los obispos dominicanos exhortándolos a prestar atención particular a los inmigrantes provenientes de Haití, al recibirlos en visita "Ad Limina", que se produce cada cinco años para dar cuenta de la situación  de su diócesis.
En ese momento,  el pontífice  y guía de  los católicos decía que "la atención pastoral y caritativa de los inmigrantes, sobre todo a los provenientes de la vecina Haití, que buscan mejores condiciones de vida en territorio dominicano, no admite la indiferencia de los pastores de la Iglesia”. 
El Papa y DM habían hablado sobre regularización 
Se recuerda que a mediados del mes de junio de este año, el presidente Danilo Medina visitó al papa Francisco en la Santa Sede, a quien le explicó el alcance y propósito del Plan de Regularización.
El mandatario y Su Santidad conversaron por espacio de media hora sobre la política migratoria que lleva a cabo el Estado dominicano.
Poco más de dos meses de que el Papa abordara el tema con los obispos dominicanos, el Caricom hace relevo con las declaraciones del Papa procurando su intervención más directa en el caso que involucra a los haitianos indocumentados y descendientes que habitan la República Dominicana.
"¿Qué será de esas personas, muchos de los cuales no tienen lazos culturales, sociales o lingüísticas en Haití?", dijo el líder de Caricom refiriéndose a quienes serían deportados hacia Haití por no poder acogerse al Plan Nacional de Regularización.
LaRocque dio la bienvenida al arzobispo Nicola Girasoli, nuevo plenipotenciario representante de la Santa Sede ante Caricom. 
Sindicato EEUU advierte a RD 
Ayer,  el sindicato laboral estadounidense AFL-CIO, advirtió que la República Dominicana se expone a ver afectados los privilegios comerciales con Estados Unidos por lo que considera "xenófoba" política migratoria y explotación laboral de trabajadores haitianos en territorio dominicano.
En el informe "Discriminación y Desnacionalización en la República Dominicana", la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO) recordó que los trabajadores haitianos tienen una gran importancia en el sector agrícola dominicano y que las medidas migratorias que ponen a muchos en riesgo de deportación pueden fomentar abusos. 
"La República Dominicana debe poner fin a su campaña discriminatoria y proteger los derechos fundamentales", indica el reporte. 
El dirigente político Max Puig consideró que con la respuesta al informe de la OEA, el Gobierno dominicano persiste en su política de confrontación infructuosa, ya que muestra que “tiene más interés en lograr beneficios políticos pasajeros que en resolver problemas de fondo”. 
Se espera que vencido el plazo del Plan de Regularización, las autoridades inicien el proceso de repatriación de los indocumentados que no pudieron acogerse al mismo.
Luis Brito y Estefanía García

No hay comentarios:

Publicar un comentario