Google+ Followers

jueves, 26 de marzo de 2015

Comunidad de Juncalito insatisfechos por condena a sacerdote Gil

Santiago.- La compensación económica en favor de las víctimas del sacerdote Wojciech Gil (padre Alberto), por violar a varios niños en la comunidad de Juncalito en Jánico no satisface a algunos de os familiares, quienes esperaban una mayor condena.
El cura católico fue condenado a siete años de prisión tras arribar a un acuerdo con la justicia polaca.
Además deberá pagar como indemnización la suma de 155.000 mil Zloty, moneda de curso legal en Polonia.
En ese sentido, se mostraron divididos en torno a la condena de siete años de prisión dictada por un tribunal de Wolomin (Varsovia) contra el ex cura.
Aunque algunos de los parientes que acudieron este miércoles a la fiscalía de esta ciudad expresaron satisfacción por el dictamen otros entienden que la justicia debió ser más drástica en su decisión.“Nosotros nos sentimos satisfechos con esa decisión porque por fin se va a hacer justicia en este crimen que ese sacerdote”, adujo Ramón Peralta, pariente de uno de los menores abusados.
En cambio otros opinaron que los abusos a los que fueron sometidos esos niños por el cura deben ser castigados de una manera más drástica por parte de la justicia polaca.
Los parientes de los menores acudieron a una convocatoria hecha por la fiscal interina Aura Luz García, tras conocerse el dictamen contra el padre Alberto.
La magistrada dijo que el ministerio público ha cumplido con su misión en la búsqueda de reivindicación de los derechos de las victimas demostrando que el brazo de la justicia no tiene fronteras.
La decisión judicial prohíbe además al ex cura acercarse a cualquiera de las víctimas y trabajar con jóvenes por un periodo de 15 años. El caso ocurrido destapado en mayo del 2013, fue destapado por el Caribe y CDN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario