Google+ Followers

lunes, 26 de enero de 2015

Empresario perdió rastro de US$52MM invirtió en Dream

HAY VARIOS CASOS PENDIENTES DE DEMANDA EN LA CÁMARA CIVIL Y COMERCIAL DEL DN--
María Isabel Soldevila
maria.soldevila@listindiario.com
Santo Domingo
Existen en República Dominicana 28,859 bancas de lotería y 1,822 bancas deportivas, según reportan cuadros informativos de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) disponibles en línea. Ese amplio pastel, junto al negocio de los casinos, atrajo hacia el país la mirada y el bolsillo del multimillonario inversionista canadiense Michael DeGroote, de la mano de sus socios Andrew Pajak y los hermanos Francesco y Antonio Carbone. Pero al cabo de un par de años, el negocio se enturbió.

Según reposa en el expediente CV-12-9886-00CL, de noviembre de 2013, en el que DeGroote se querella ante la Corte Superior de Justicia de Ontario, Canadá, contra sus antiguos socios, el inversionista dice haber prestado “US$111,924,208 a algu- nos de los defendidos corporativos para casinos y otras empresas de apuestas en Jamaica y República Dominicana usando equipamiento electrónico manufacturado en Ontario”. “De este monto, US$107,331,167 (96%) sigue sin ser pagado”, dice el expediente, cuyo enlace fue publicado en una investigación conjunta por los medios canadienses The Globe and Mail y CBC.
US$91.6 MM en un año
Solo entre abril 2011 y mayo 2012, DeGroote dice haber entregado, en calidad de préstamos, “US$91,689,000 a Don Carbone Entertainment o a las cuentas fiduciarias de Bianchi Presta LLP o Austin Persico, abogados que actuaban a nombre de Dream”.
DeGroote, quien según los medios canadienses ha obtenido el favor de varios jueces en su persecución legal contra los hermanos Carbone y Andrew Pajak, afirma en el expediente de 2013 que, aunque recibió reportes de ganancias de algunos casinos y discotecas en República Dominicana “las facilidades por las que no recibió ninguna información representan US$51,781,000”, el 56% de lo invertido en el contrato dominicano. “En otras palabras”, dice la demanda, “el señor DeGroote no ha recibido absolutamente ningún registro de aproximadamente US$52 millones de su inversión”.
US$48,634,000, de esos fondos sin registro, según el expediente, “fue prestado por Dream a una entidad llamada Empresas de Negocio BSE, SRL”, que DeGroote asegura desconocía.
En los archivos de la DGII consultados por LISTÍN DIARIO, Empresas de Negocio BSE, SRL, con el RCN 130868611, aparece como contribuyente en 57 bancas de apuestas deportivas Naco Sport y 51 bancas Merengue Sport.
El reportaje del Globe and Mail cifra en unas 200 las bancas de apuestas del consorcio y en 1,100 los puntos de lotería que llegaron a consolidar bajo su empresa.
Otras bancas
Otras dos empresas de apuestas deportivas mencionadas en el expediente judicial son Virgilio y Vilorio. “US$46,600,000 de los fondos de los que el señor DeGroote no ha recibido información son respecto a facilidades a las que se hace referencia en los afidávits del señor Carbone en respuesta a esta moción como ‘Naco’, ‘Merengue’ y ‘Virgilio’/ ‘Vilorio’. El señor DeGroote conoció por primera vez de las inversiones en Virgilio y Vilorio al leer los afidávits…”. DeGroot, dice el expediente, “había entendido que estaba invirtiendo en negocios conocidos como ‘King’ y ‘King Lotto”.
La empresa Vilorio SRL, con el RNC 101645989, tiene registradas en la Dirección General de Impuesto Internos 25 bancas de apuestas deportivas. También en empresas Virgilio Sports C Por A, con el RNC 101793457, y asociadas al diputado de la provincia Santo Domingo Virgilio Merán, que tiene a su nombre 31 bancas.
Pero los socios de DeGroote tampoco son conocidos por honrar sus compromisos en República Dominicana. En mayo de 2013, según reportes de prensa, uno de los casinos Dream fue embargado por una deuda de los representantes de Dream por la compra de bancas Vilorio, propiedad de Buenaventura de Jesús Vilorio. Igualmente se han publicado varias protestas de sus empleados por falta de pago. Una fuente cercana a ese proceso dijo a LISTÍN DIARIO que muchas de las bancas adquiridas por los socios de Dream han sido devueltas, pues con frecuencia dejaban de completar los pagos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario