Google+ Followers

viernes, 17 de octubre de 2014

Opinión anestesiada

Por: Cristian Rodríguez
Resulta sorprendente la forma como los manipuladores de la información han estado acondicionando sus intereses hacia un conglomerado humano que no tienen la mínima idea  de las causas y consecuencias de un contexto determinado, que surge de sectores que le interesa colocar en el tapete de una sociedad, temas que desvirtúan la realidad dominante. El procedimiento que se aplica, especialmente en un tiempo en donde la proliferación tecnológica y los medios de comunicación avasallan seria imposible la imposición de toma de decisiones. La opinión pública se genera de acuerdo al rol que realizan los gobernantes, sin esta observación, la perpetuidad de los partidos políticos seria un rompe cabeza que implicaría una dictadura de partido.
Los procesos electorales, son los períodos que definen hacia donde la sociedad esta inclinada, es ahí donde la televisión, el medio mas efectivo de manipulación interviene, los sectores de poder, tanto de la oposición como los oficialistas utilizan estas herramientas para poner a decidir a una población narcotizada de publicidad embrollada de contenidos bizantinos.  La incapacidad que tienen la mayoría de electores de general opiniones sensibles a su realidad, la incidencia de los manipuladores de información, las dadivas y la disgregación a la hora de la toma de decisiones, contribuyen a concluir de que las elecciones no sean libre, la miseria de los pueblos, producto de la desviación de los recursos del Estado, la corrupción, la existencia de lideres que solo funcionan con dinero, tienden a crear una dependencia paternalista que frustra la posibilidad de una opinión publica legítima. Competir con el gobierno es una quimera, desde que llegan al poder, la mas mínima inversión es promovida por todos los medios de comunicación, crean redes nacionales de comunicación para dar a conocer encuestas, crecimientos económicos reales o ficticios, que narcotizan a la población para que se formen ideas de crecimientos, seguridad social o algún logro que debió haberse realizado un siglo ante de la supuesta transformación contemporánea. La democracia necesita de comunicadores integro, se necesita una sociedad despierta, capaz de interactuar de manera reflexiva, que se conviertan en verdaderos perceptores, eso se logra con la prominencia de los conocimientos, con la organización sectorial, con la exigencia en el cumplimiento de sus derechos, la democracia no existe cuando se aprovecha la miseria de los pueblos para narcotizarlo hacia intereses que nunca cumplirán ninguno de los aspectos persuasivos de campaña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario