Google+ Followers

domingo, 7 de septiembre de 2014

Medidas impopulares














Por: Cristian Rodríguez
Son escasos los gobiernos del mundo que hayan terminado su mandato sin haber ejecutado alguna medida impopular. Son mucho los analistas que coinciden en que los gobiernos en circunstancias determinadas se ven obligados a tomar medidas impopulares para establecer algún control de la economía, con el riesgo de que la continuidad en el poder se malogre. El presidente de la Republica Dominicana, Danilo Medina Sánchez, a dos años y días de su mandato puso en practica una medida impopular que ha generados opiniones provocadoras departe de sectores que por mas de cinco años han venido ejerciendo una campaña en contra de esos propósitos; se trata del interés mostrado por una empresa minera de explotar una zona ecológica ubicada en las proximidades de la ciudad de la Vega y Bonao, conocida como Loma Miranda. Con los lemas, Loma Miranda no se negocia, Loma Miranda Parque Nacional y propagandas de todo calibre, se trato de persuadir a la mayoría de la población dominicana hasta el punto que el congreso representado por la cámara de diputados y senadores aprobó un proyecto de ley que se mantuvo dando tumbo en los pasillos del poder legislativos. Todos sabemos que ese proyecto no pudo adormecerse en el ejecutivo y pocos días después fue desvuelto con todos los puntos observados por el presidente de la Republica. Después del palo traspasado, los defensores del proyecto de que Loma Miranda sea parque nacional,
salieron al frente injuriando al presidente y a los sectores económicos que sostienen que esos importantes terreno sean declarado como reserva nacional y así será. Después de la observación del presidente, la percepción ha cambiado en un alto porcentaje de la sociedad, el movimiento genero una opinión publica desfavorable para el presidente, fue espontaneo, porque días después se realizaron ruedas de prensa donde se daba a conocer el clima de confianza mostrado por sectores económico del exterior e interior, Loma Miranda causa una reacción de impopularidad que lo único que conseguirá será la inercia de los proyectos reeleccionistas del país.

Existen instituciones económicas que promueven políticas y programas que fortalecen el buen gobierno y el desempeño ambiental y estimulan los vínculos del sector minero con el resto de la economía para asegurar que los beneficios sean generalizados y sostenidos. Lo que hay que lograr es crear un clima de confianza para la inversión segura de los beneficios obtenidos, la mayoría de habitantes de Republica Dominicana no confían en los políticos que ostentan el poder en un momento determinado. La observación del presidente al proyecto de ley que convertía a Loma Miranda como parque nacional significa el entierro político de Danilo Medina Sánchez y para otro dentro de la fila del partido de la liberación dominicana la odisea para la permanencia en el poder.    

No hay comentarios:

Publicar un comentario