Google+ Followers

domingo, 6 de octubre de 2013

LA MANERA DE GOBERNAR DEL PRESIDENTE DANILO MEDINA

Por Carlos  Antonio Cota Lama--
Para nadie es un secreto que la alta valoración que hoy día tiene el gobierno constitucional que preside su Excelencia el Presidente Danilo Medina, que ronda el 90%,  se debe más que nada a la manera como viene manejando el Estado Dominicano, donde la humildad, la sencillez, la vocación de servicio a favor de los más necesitados y el llegar de manera sorpresiva a los rincones más apartados de la civilización, donde ningún Jefe de Estado se había interesado nunca en visitar, llevando consigo una mano solidaria, son solo parte de los factores elementales que han permitido alcanzar este sitial, por primera vez en la historia política nacional.

Pero a esto debemos sumarle, la eliminación del aparataje civil y militar y el derroche de dinero en viáticos, gastos de representación, combustible, en que se incurría anteriormente, cuando los anteriores Jefes de Estado, salían a cualquier lugar a cumplir compromisos atenuantes a sus funciones como Jefe de Estado.

El Presidente Danilo Medina, se preparó durante décadas para cuando las circunstancias de la vida le dieran la oportunidad, poder Gobernar con su estilo propio y humano, como ferviente cristiano que es, al igual que su distinguida esposa la Honorable Primera Dama de la República, Licenciada Cándida Montilla de Medina y sus hijas Sibely, Vanessa y Ana Paula, de ahí la promesa de que su gobierno sería ético, moral y transparente.

Lo más importante es que el Presidente Danilo Medina, tiene un equipo de hombres y mujeres que a través de fuentes confiables, le dan seguimiento a todos y cada uno de sus funcionarios y de manera más puntual a los que tienen bajo sus hombros el manejo de fondos públicos, o sea que los tiene bajo ¨la lupa¨, aunque muchos piensen que no y siguen haciendo y deshaciendo a su merced con los recursos del pueblo, pero como reza un dicho, no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista, como también reza otro que a todo puerco, le llega su Nochebuena.

De ahí que el Presidente Danilo Medina, ha prohibido que los funcionarios del gabinete, salvo que oficialmente sean invitados, participen en las actividades que realiza el Jefe del Estado y muchos funcionarios que saben están en la mirilla para ser destituidos, puedan acercárseles con la manera descarada de tumbapolvismo y lambonismo, a tratar de hacerse los graciosos, tratando de subestimar la inteligencia del mandatario, no sabiendo que cuando ellos iban ya el Presidente Danilo Medina hacia tiempo había regresado.

Por eso muchos funcionarios, los cuales no tienen acceso medalaganariamente al Jefe del Estado, porque el Presidente y su equipo de los más cercanos colaboradores no lo permiten, ni se prestan a llevar mensajes, ni sobres, porque saben lo que le podría costar eso, con un hombre de la hechura del Presidente Danilo Medina,  se cansan de solicitar audiencia al mandatario y este no los recibe, sintiéndose algunos ofendidos y así lo han expresado algunos, pero lo que no han comprendido estos servidores es que la visión del Presidente es que los funcionarios como su nombre lo indica es para que funcionen y resuelvan a través de sus respectivas instituciones los problemas atenuantes a sus cargos y no lo hacen, entonces el Presidente le ha enviado un claro mensaje de que a él no le interesa el canchanchanerismo, el lambonismo, ni el tumbapolvismo, muchos menos la confianza abusiva, para cuando tenga que romperle el …., ha cualquiera no tener ni siquiera que sopesarlo.

El Presidente Danilo Medina, se ha dado cuenta de que lamentablemente el sistema político de la República Dominicana está a punto de colapsar, fruto del incremento de la corrupción y la impunidad, sin embargo ha dado muestra más que fehaciente de que realiza ingentes esfuerzos para ir enderezando poco a poco la situación y que el país retome nuevamente el camino del progreso y bienestar, donde los servidores públicos tengan que rendir cuenta de sus acciones y tal como lo expresó el día de su toma de posesión, aquellos funcionarios que incurran en actos de corrupción en su gobierno, serán destituidos y sometidos a la acción de la Justicia, eso es lo que se necesita en el país.

Todas estas acciones, más las ayudas solidarias que ha llevado el Presidente Danilo Medina a las asociaciones de productores agrícolas, porcícolas, Avícolas, productores de muebles, vegetales, rubros agrícolas, la implementación de la banca solidaria, donde más de 300 mil dominicanos han sido beneficiado con préstamos sin garantía y hoy día tienen un medio de subsistir junto a sus familiares, las ayudas a los pequeños y medianos productores a través de Promipyme, los financiamientos a tasas preferenciales a través del Banco de Reservas a diversos sectores de la vida productiva de la nación, el llegar a la población que se le dificulta ir al Palacio Nacional, el poner el oído en el corazón del pueblo, son solo algunas de las tantas pinceladas que han permitido diferenciar este gobierno de los últimos que hemos tenido en la vida democrática del país.

Pero falta mucho por mejorar, aunque en este país los que nos llevamos del Slogan utilizado durante toda la campaña presidencial del hoy Presidente Constitucional de la República Licenciado Danilo Medina, de corregir lo que estaba mal, continuar con lo que estaba bien y hacer lo que nunca se había hecho, lo que nos hemos es encontrado muchos problemas por la resistencia de sectores corruptos, perversos y maquinadores, capaces de hacer cualquier cosa, con tal de seguir robándose descaradamente los recursos del pueblo dominicano, tanto civiles como militares.

Presidente Danilo Medina siga así como usted es, gobierne para las grandes mayorías, con su estilo propio, con las experiencias vividas y acumuladas, con esos valores cristianos que le caracterizan, porque las oportunidades son calvas y como la política se nutre de realidades y es circunstancial y coyuntural, si mayor virtud y satisfacción al concluir su primer mandato presidencial, será haber cumplido con el juramento que hizo al tomar posesión como Jefe del Estado y haber servido a la nación apegado siempre a los principios éticos y morales que usted aprendió de su guía y maestro el profesor Juan Bosch.

No hay comentarios:

Publicar un comentario