Google+ Followers

sábado, 20 de mayo de 2017

CNSS: Los “carabelitas’’ ponen en juego la salud

LOS IMPLANTES

DIRECTOR DICE SE DEBE APLICAR LA LEY A LOS SECTORES QUE INCURREN EN ESA PRÁCTICA DAÑINA

Katheryn Luna, Doris Pantaleón y Leoncio Peralta
Santo Domingo
El gerente general del Consejo Nacional de Seguridad Social (CNSS), Rafael Pérez Modesto, calificó como “repudiable y dañino” la colocación de implantes “carabelitas” en pacientes ortopédicos.
Consideró que esta práctica debe investigarse y las autoridades aplicar las leyes a quienes incurren en ello.
Pérez Modesto habló en esos términos, ante la publicación del Listín Diario sobre los “Implantes carabelitas” donde médicos muestran su preocupación por la calidad de los materiales para los reemplazos articulares.
“Las autoridades de salud y seguridad social deben comprobar esta denuncia y aplicar la ley con los sectores que están incurriendo en esta práctica”, expresó el funcionario Indicó que de comprobarse la denuncia se pone en juego la salud de la población, al tiempo que manifestó que las autoridades cuentan con los mecanismos para hacer cumplir las leyes.
El gerente general del CNSS dijo, además, que el uso de materiales de baja calidad para prótesis de cadera y rodilla, entre otras, es dañino para los pacientes.
Los ortopedas Luis Alcántara y Marcelo Puello denunciaron recientemente que con frecuencia rechazan implantes que les son aprobados en cobertura a pacientes, porque de aceptarlos, estarían dañando al ser humano y afectando su reputación.
LA GRAVEDAD DEL CASO Y LA FALTA DE CONTROLES
El Listín Diario ha puesto el dedo sobre la llaga al revelar en una serie de trabajos especiales que con escasa regulación y sin protocolos nacionales, se mantuvieron por más de 40 años la importación y colocación en pacientes de implantes ortopédicos, como prótesis de cadera y rodilla y los materiales de osteosíntesis (clavos, placas, tornillos y fijadores) en el país, siendo reciente cuando el sistema sanitario ha tratado imponer controles y reglas.

Expresan que esta realidad deja la seguridad del paciente en manos de la exclusiva discrecionalidad y conciencia del médico o del servicio, y en los últimos años, en los criterios de las aseguradoras, que con frecuencia devuelven los expedientes médicos y ponen condiciones de elegir determinada marca para aprobar el material que se utilizará en la cirugía de su afiliado. La calidad de esos materiales no era preocupación, siete u ocho años atrás, para especialistas en implantes o reemplazos articulares ni para traumatólogos, porque en el país hacían vida tres o cuatro importadoras de respetada trayectoria, que se suplían de reconocidos fabricantes mundiales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario