Google+ Followers

miércoles, 8 de marzo de 2017

Oposición política está atrapada en República Dominicana



Los políticos son siempre lo mismo. Prometen construir un puente aunque no haya río.

Nikita Jrushchov (1894-1971) Político ruso.
Por: Cristian Rodríguez
Es una frase que hay que poner en práctica para adornar el discurso, me refiero a la de Nikita  Jrushchov, primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética ´´ Los políticos son siempre lo mismo. Prometen construir un puente aunque no haya río¨. La argumentación del Partido Revolucionario Moderno principal partido de oposición dominicano no está funcionando, a pesar de que brotaron de un árbol grande, su apatía es una demostración de que sus métodos arcaicos han sido despreciables. No es percepción la realidad de la delincuencias, la impunidad, las sobrevaluaciones de las obras cedidas por el Estado a la empresa Odebrecht y otras cubiertas en las nebulosas creadas por los que defalcan el fiscos público.
Las realidades diversas que nos mantienen en un aturdimiento para el desarrollo, tiene sus culpables, los que nos gobernaron en el pasado que fueron creando bases burocráticas para que nos representen en el futuro, con las manos repletas de dinero y ellos, los de la oposición no entenderán nunca por que su entidad política se mantiene estancada a pasar de las denuncias de desorden institucional, a pesar de que se le pone en el rostros de los dominicanos la realidad de la corruptela en el Estado.
La reflexión concluyente de la mayoría es que los que nos representan en la oposición no han podido superar su frustración de haber tenido la oportunidad de combinar el rescate a las libertades públicas en el tercer cuarto del siglo XX con la expansión del comercio, de fortalecer la educación con herramientas efectivas, de sacrificar tiempos y espacios para hacer del turismo una marca país, el Partido Revolucionario Moderno se mantiene lento con el 35 por ciento, por que nacieron de un embrión desgatado y sin los mecanismos de renovación institucional.
El accionar del principal partido de oposición está basado en las actuaciones consideradas como negativas que ejecuta el gobierno, es la cultura política tradicional para debilitar a los que asumen el poder. El afán por el control del partido lo dividirá de nuevo, las corrientes política que no dejan unificar criterio dividirá al partido de nuevo y el indicado para representarlo en el 2 mil veinte dependerá de la presión interna y no de una determinación de las bases de la organización política. Los antiguos dirigentes, soporte de una entidad nueva, tienen la desventajas de no aplicar métodos que aproximen a la masa a conocer los propósitos de sus ideologías, expandirlas y obviar situaciones que el conglomerados de manera automática provocaría la generación de opinión publica en detrimento de política puesta en práctica que desfavorecen a la mayoría de la población.
Contrario al Partido de la Liberación Dominicana que se ha convertido en una maquinaria electoral, no cabe dudas que sea con los recursos del Estado pero el aforismo de que los lideres se hacen con dinero es una realidad vergonzosa e inmoral que retiene el poder, pero el PLD es también una maquinaria institucional, fuera del poder se reagrupa y aplica los métodos de trabajos que siempre le han funcionados, organización, trabajo en equipo y por demás formación politica, estos tipos de líderes se desplazan creando núcleos sectoriales, buscando recursos hasta debajo de la tierra cuando están fuera del poder, creando frente de lucha, buscando representaciones en los gremios y ahora que estamos en la era digital bombardear la realidad con el fin de demostrar que se puede hacer más. El PRM hasta que no logre ese mismo propósito, el objetivo del poder político podría alejarse en cada periodo electoral, su estancamiento es una manifestación de que no han logrado que la población crea en los que aspiran a desplazar a los que nos gobiernan.   
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario