Google+ Followers

miércoles, 22 de febrero de 2017

Urge erradicar importación de leche en polvo a granel

Por:
LEONCIO BAUTISTA
La importación ilegal de leche en polvo a granel sin las propiedades nutritivas imprescindibles y que libremente se comercializa en el país, es una actividad que definitivamente debe ponérsele fin para garantizar la buena salud de la población y proteger la industria láctea nacional.
Las autoridades de Aduanas, Salud Pública y Pro Consumidor tienen que estar alerta y les corresponde buscarle una solución legal a esta problemática, porque no se puede permitir que estas empresas sigan en esta práctica dañina sin pagar las consecuencias a la sociedad.

Es necesario que el Gobierno al momento de otorgar permisos de importación de este producto debe asegurarse que esa facilidad no sea desviada y cuando la mercancía entre a Aduanas, se verifique muy bien para evitar dichas irregularidades, que al fin y al cabo, perjudica la salud de la población de más bajos recursos.
La leche que sea traída al país tiene que tener todas las propiedades nutritivas que resultan para mantener los huesos sanos, merced a su riqueza de proteína, vitaminas y minerales, especialmente calcios, como recomiendan los nutricionistas.
Pro Consumidor dice que leche en polvo a granel que se comercializa no cumple con los parámetros establecidos para estos productos porque carece de los niveles necesarios de proteínas, grasas, humedad, calcio, vitaminas, entre otros.
Se trata que sea un artículo saludable que no cause las diversas patologías que están provocando, especialmente en los niños, esa leche a granel que se vende sin ningún inconveniente en colmados y supermercados.
Lo que se requiere es que las autoridades procedan de inmediato al decomiso y retiro del mercado de la leche en polvo a granel, ya que Pro Consumidor pudo establecer en junio del año pasado, tras analizar muestras de ese producto, que no era saludable para el consumo humano.
Además del daño a la población, esa práctica ilegal perjudica el sector ganadero nacional, el cual ha denunciado en reiteradas ocasiones que este año fue importada más de 4 mil toneladas métricas de esta leche insana.
A pesar que Pro Consumidor prohibió la venta de este tipo de leche, en el curso de este año las importaciones no se han detenido.
La Asociación de Ganaderos y de Productores de Leche a mediados del año pasado pegó el grito al cielo, porque además de los componentes lácteos nocivos que contiene la leche al granel importada, su venta afecta negativamente a los productores nacionales, pues esa competencia desleal impide vender a tiempo la leche fresca que producen cada día y abarata los precios, de modo que ni siquiera pueden cubrir los costos de producción.
Es una situación grave, desde cualquier punto de vista, que debe ser corregida cuanto antes por las autoridades correspondientes, no sólo prohibiendo la venta directamente a los consumidores de esta leche impura, sino además eliminando cuanto antes su importación.
No es justo ni prudente que por el beneficio de unos cuantos que han logrado permisos del Gobierno para importar este tipo de leche, se perjudique a un sector tan amplio y pujante como son los ganaderos dominicanos, que además de producir carnes y lácteos de calidad, mantienen un considerable número de empleos directos e indirectos en sus fincas y en sus cadenas de distribución.
Es justo citar que uno de los principales representantes del sector ganadero de la región Este y directivo del Conaleche, Pablo Contreras, demandó de las autoridades no permitir la comercialización de leche en polvo a granel por los perjuicios que provoca en el sector y porque representa altos riesgos para la salud de las personas que la consumen.
Contreras, presidente de la Asociación de Ganaderos de Monte Plata, y otros productores nacionales, urgió a los ministerios de Salud Pública e Industria y Comercio, así como a Pro Consumidor que procedan de inmediato a retirar del mercado , que se halla almacenado en distintos lugares y que es envasado de forma inadecuada sin cumplir con las normas sanitarias correspondientes.
La leche al granel, por demás, es un producto muy sensible, que se contamina fácilmente, que no debería venderse en saco y funditas como si se tratara de arroz y habichuelas, ex puestas ratas y otras plagas. Y peor aún, que puede propagar la presencia actual de la letosperosis, una enfermedad mortal que se produce por los orines de las ratas y ratones.
Debido a que existe una prohibición oficial de la venta de la lecha a granel importada, los ganaderos piden que no sólo se incaute el producto, sino que sean sometidos a la justicia los comerciantes que violen esta norma sanitaria vigente.
Por igual, hay que ponderar la preocupación del presidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche (Aproleche), Eric Rivero, que definió la venta de leche en polvo al granel como un atentado a la salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario