Google+ Followers

miércoles, 1 de febrero de 2017

Afán de un mejor futuro

“Sin duda cada generación se cree predestinada para rehacer el mundo. La mía sabe, sin embargo, que no podía lograrlo. Pero su tarea es más compleja: consiste en impedir que el mundo de deshaga”. Albert Camus
PorCristian Rodríguez
Presagiando el futuro del país con un PLD fuera del poder, lo más lógico pensar es que retrocederíamos, el porqué o las respuestas son una misceláneas de refutaciones relacionadas con las oportunidades que han tenidos los grupos opositores de desplazar en tiempo de intolerancia y de violación a libertad de expresión a quienes nos gobernaron a finales de la década del 70, dos periodos consecutivos que en esa ocasión lograron el propósito absoluto de la población, establecer un régimen democrático, me refiero a Antonio Guzmán Fernández, su gobierno se caracterizó por un fuerte respeto a las libertades públicas, condición prácticamente inexistente en la historia de republicana dominicana del siglo XX.
Fueron pasos necesarios en una época de estancamientos,  de estancamientos! por que el fenecido ex presidente Joaquín Balaguer se dedico hacer un paternalista del Estado, improductivo ideológicamente y contribuyó a la apatía total de su organización política. El tiempo dedicado para desarraigar los elementos contenciosos de la guerra fría, provocaron unas pérdidas de tiempos para el desarrollo nacional. La segunda mitad del siglo XX después de la desaparición de la dictadura de Trujillo, la revuelta del 65, el rescate de la libertad de expresión en el gobierno de Antonio Guzman y luego otro hecho memorable ocurrido un 24 de abril, pero del año 1984 fue la poblada contra la administración del gobierno constitucional de Salvador Jorge, hecho que se originó luego de las medidas adoptadas por ese gobierno del Partido Revolucionario Dominicano que firmó un acuerdo Stand-by con el Fondo Monetario Internacional(FMI), convenio que contenía una serie de medidas económicas que afectaban a la población, provocando un aumento significativo en los precios de los artículos de consumo básico y también en los servicios. Hoy el PLD usa de manera invariable esos argumentos para recordarles a la población electoral o general el por qué las fuerzas políticas de oposición no representan la mejor garantía para superar los cambios materializados por el Partido de la Liberación Dominicana. La actividad rígida de promoción e integración que han llevado a cabo los gobiernos del PLD son para colocar al país en un sitial de importancia para la inversión extranjera, realizaciones de proyectos macro y planificación bien intencionada para lograr un mejor país mañana. Todos los que nacimos en la década del 60 y los que están vivos que nacieron por debajo de esta, saben que los peledeistas llegaron en su gran mayoría privados de riquezas y millonario de conocimientos, un conocimiento que debió de aplicarse para la puesta en práctica de una verdadera revolución social y se ha hecho a media, la maldita corrupción ha obnubilado los propósitos de ecuanimidad, han asimilado de mal manera que las organizaciones políticas en el poder deben convertirse en maquinaria política, promover a los aspirantes a cargos electivos con los bolsillos repletos de dinero y no con ideas y propósitos que cooperen a sacar de la pobreza a millares de familias que se han mantenido en ese letargo. Vamos aprovechar el apetito de hacer realidad irrebatible la tandas extendidas pero con talleres de formación técnicas disímiles, practica sistemáticas de las diferentes disciplina del deportes y formar profesores con la voluntad de servir y no de vivir de la educación, esta quimera se podría lograr generando leyes que mutilen a los corruptos que históricamente han frenado el desarrollo nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario