Google+ Followers

lunes, 20 de junio de 2016

RD importó US$40 MM en armas en siete años

DECRETO DE 2006 LO PROHÍBE, PERO EL PAÍS HACE COMPRAS EN 22 NACIONES DEL MUNDO, ENTRE ESTAS 7 POTENCIAS NUCLEARES DE AMÉRICA, EUROPA Y MEDIANO Y LEJANO ORIENTE




Guillermo Pérez
guillermo.perez@listindiario.com
Santo Domingo
Durante los últimos siete años, República Dominicana compró armas de fuego, accesorios y municiones por US$40,347,086, equivalente a casi 1,900 millones de pesos dominicanos, un hecho que revela el estado marginal en el que está anclado un decreto del Poder Ejecutivo de hace 10 años que prohíbe estas operaciones.

A falta de registro oficial completo disponible sobre el progreso y cumplimiento a la aplicación de esta medida, que oficializó la veda a las importaciones, los limitados detalles sobre el curso incesante de compra de armas en el exterior los aporta la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), desde 2009 a 2015.
LISTÍN DIARIO trató de obtener informes de la Dirección General de Aduanas (DGA) sobre la identidad de los consignatarios de estas compras, pero la gestión fue infructuosa.
De entre los últimos siete años, el mayor volumen de compras se realizó en el año 2013, por un monto de US$7,783,732 (cerca de 357 millones de pesos), con Brasil liderando las ventas con US$5,297,085, seguido de Estados Unidos, con  U$1,717.190.
Los 22 mercados originarios de compra de armas por República Dominicana son Estados Unidos, Brasil, Federación Rusa, China y, en menor proporción, Turquía, Bélgica, España, Italia, Israel, Alemania, Canadá, Japón, Francia, Suiza, República Checa, Austria, Argentina, El Salvador, Reino Unido, México, Chile y Perú.
El país prohibió su importación, igual que sus partes y municiones, mediante el decreto 309-06, del 24 de julio del 2006, durante la presidencia del doctor Leonel Fernández.
El artículo 1 de ese decreto establece lo siguiente: “A partir de la entrada en vigencia del presente Decreto, se dispone la prohibición de importación de armas de fuego, partes y sus respectivas municiones para el comercio con particulares”.
En su artículo cuarto sobre comercio, ese mandato consigna, en un párrafo: “Se considerará nula toda autorización o licencia expedida a partir de la fecha del precedentemente citado Decreto 309-06, de fecha 24 de julio ,del 2006, a persona física o moral para la importación o negociar en armas de fuego, piezas, municiones o fulminantes”.
En esa ocasión, el gobierno de Fernández reaccionó con esta medida en respuesta al apogeo que había tomado la violencia, reflejada en una ola de criminalidad con armas de fuego, básicamente, y delincuencia generada, en mayor grado por el creciente tráfico de drogas en todo el territorio.
Presión
Se cree que las autoridades, para bajar la presión generada por el sector importador seguido fue dispuesta la prohibición, decidió permitir, en el año 2008, la importación de escopetas y cápsulas, aunque hay versiones de que la restricción se fue “gradualmente aflojando”.
Aun cuando la prohibición sigue en vigor desde hace 10 años, según  datos de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), que se basa en informes de Aduanas, en el año 2009 el negocio de las armas en República Dominicana alcanzó importaciones por un total de US$3,231,515, duplicando casi ese volumen el año siguiente, el 2010, con transacciones de compra por US$5,597,668. Los años subsiguientes siguieron una tendencia de crecimiento a través de importaciones desde 22 naciones, entre estos seis países de Centro y Suramérica, las tres divisiones continentales de Norteamérica, Europa, Lejano Oriente y Medio Oriente.
Así, durante los últimos siete años, el grueso total de importación de armas alcanzó la cifra de US$40,347,086, una cantidad cercana a 1,900 millones de pesos.
Durante este período, año por año, las importaciones registraron volúmenes indicadores de un aumento en la demanda de armas en el mercado local.
Según la ONE, Aduanas registró un ritmo de compras en dólares que creció, desde el año 2009, en este orden: 2009: US$3,231,516; 2010: US$5,597,668; 2011: US$ 6,112,588.
En 2012: US$6,929,324; 2013: US$7,783,732; 2014: US$7,387,967, y 2015: US$ 3,304,292. Brasil superó a todos los mercados exportadores en 2013 cuando vendió al país US$5,297,085, mientras a Estados Unidos le tocó el mayor cuerpo de compras en 2014, por un valor de US$4,767,677.
Los dos años extremos que sirven de base a estos datos, 2009 y 2015, muestran los montos más bajos registrados en importación de armas.
En 2009 se concretaron compras por valor de US$3,231,516; mientras en 2015 fue de US$3,304,202. O sea, que el año pasado la importación de armas se precipitó bruscamente hasta caer, en medio de su tendencia contante al alza, casi al mismo nivel de hace siete años, apenas con una diferencia superior de US$72,686.
Las cifras de costo por concepto de importaciones de armas de fuego incluye el flete y seguro.
Causas de la disposición
En julio de 2006, el  entonces presidente Leonel Fernández emitió el decreto 309-06 luego de concluir un consejo de gobierno ampliado que adoptó un paquete de medidas para combatir la delincuencia. La razón estaba en unos indicadores estadísticos que la apuntaban a las armas como el medio más usados para matar.
Homicidios desde el 2006
Estadísticas de la  Procuraduría sobre homicidios por año, con armas de fuego, desde el decreto, es el siguiente: En 2006: 1,934; en 2007: 1,556; en 2008: 1,797; en 2009: 1,651; en 2010, 1,726; en 2011: 1,718; en 2012, 985; en 2013, 1,247; en 2014, 1,130; y en 2015, 297.
MUCHA PRESIÓN
Grito de importadores
GESTIONES Y CABILDEOS Se cree que las autoridades del país, para bajar la presión del sector importador, decidieron, en 2008, permitir la importación de escopetas y cápsulas, aunque se afirma que luego esto fue “gradualmente aflojando”.
10 AÑOS Y VIGENTE
Decisiones oficiales
PLANES PARA ENCARAR CASO La veda ejecutiva a la importación de armas de fuego, igual que sus partes y municiones, se consumó mediante decreto 309-06, del 24 de julio del 2006, durante la presidencia del doctor Leonel Fernández.
(+)
NÚMERO DE ARMERÍAS OPERANDO EN RD
En el país operan 43 armerías con autorización y registro en la Asociación de Armerías y la Oficina Nacional de la Propiedad Industrial (ONAPI) para expedir una certificación y factura de compra de arma de fuego.
Estas son la P.S. & Asociados, S.A., Jirisa, S.A., Inversiones Heptágono, S.A., Vega & Asociados, C x A., Armería Metropolitana, S.A., G.L.S.
Import, S.A., A.S. Oliva, C x A., Líneas Deportivas, S.A., Armería Casa del Pueblo, S.A., Armería del Caribe, C x A., Tejada Import, S.A., Riad & Nicolás Yunes, C x A., Armería ERM, C x A., IVC Tecnoseguridad, S.A., Ferretería Americana, C x A., Peralta & Cía, C x A., Guinea, S.A., German Armas Deportivas, Gavilán Sports, Armería de Caribe, Armería Angleca, S.A., Polígono de la Bolívar, Armería de la Luz, Armería Impacto, Armas M&R, Armería Antillana, Armería Maas, Armería Casa del Pueblo, Tu Closet Personal, Eurofinsa, Elmes Rodríguez Paulino, Micro Sport, C x A., Armería J.P.H., Carandai, S.A., Marino Ant.
Abreu, C x A., Casa Nelson Hunting World, Tejeda Álvarez y Asoc., C x A., P.A.S.
& Asociados, S.A., Clínica de Armas Marte, S.A., Nicolás Yunes e Hijos, C x A., Armas Medina Sport, S.A., Armería Omega, C x A. y Armería del Este, C x A. Orientación Las autorizaciones más demandadas son las armas livianas, entre estas, pistolas, escopetas, revólveres, y rifles.
Entre las marcas de armas bastante buscadas figuran Checa, Alfa, la austríaca Glock, Smith and Wesson, pistolas Maverick y Carandai.
Orientación
Las armas de fuego están reguladas por el Ministerio del Interior y la Policía.
Los civiles no tienen permitido tener armas de fuego automáticas y la tenencia privada de armas automáticas de asalto está prohibida. También, la tenencia civil de armas cortas está regulada por la ley y la tenencia privada de pistolas y revólveres está permitida bajo licencia. La tenencia civil de fusiles/rifles y escopetas está regulada por la ley.
Licencias
Solo los dueños de armas con licencia pueden legalmente adquirir, poseer o transferir un arma de fuego o municiones, y los solicitantes de sus licencias deben demostrar una legítima razón para poseer un arma.
La edad mínima requerida para tener armas de fuego es 18 años y el solicitante de una licencia debe someterse a exámenes médicos mentales, de adicciones y penales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario