Google+ Followers

martes, 24 de mayo de 2016

Montás advierte en el país “hay un serio problema de cultura democrática”

El dirigente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), ingeniero Temístocles Montás, afirmó que “todo el mundo sabía que el presidente Danilo Medina iba a ganar las elecciones”, por lo que no se justifican los escarceos que aun mantienen los partidos opositores. Atribuyó ese comportamiento al hecho de que en la República Dominicana“hay un serio problema de cultura democrática”, por lo que los perdedores nunca quieren reconocer su derrota.

Entrevistado en el programa televisivo “Resumen Matinal”, por el canal 25, Montás recordó que en las elecciones de 2008 Miguel Vargas, que era el candidato presidencial del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), no reconoció la derrota, lo mismo que hizo Hipólito Mejía en 2012.
“Los procesos electorales son competencias democráticas.Lo que se entiende es que terminado el proceso, el perdedor debe reconocer y felicitar al ganador”, apuntó el alto dirigente del PLD, de acuerdo a una nota de su Equipo de Prensa.
Dijo que si de antemano se sabía que Medina iba a sacar más del 60 por ciento y el contrario (Luis Abinader, del Partido Revolucionario Moderno –PRM-) entre 30 y 35%, lo correcto era que el perdedor felicitara al ganador.
Montás consideró que hay que avanzar en la cultura democrática para que el que pierda esté preparado para reconocer la derrota.
“Hay que seguir educando este país, comenzando con los lideres políticos. Para ser democrático hay que aceptar las derrotas. En los procesos se gana y se pierde”, expresó el dirigente político, quien apuntó que sin embargo en República Dominicana eso es un problema.
Montás descartó que los cuestionamientos de la oposición puedan provocar daño a la economía dominicana porque a su juicio eso no desembocará en una crisis política.
“El país seguirá siendo un destino seguro para la inversión extranjera, para los dominicanos y para el turismo”, apuntó.
El también ministro de Economía, Planificación y Desarrollo admitió que el buen comportamiento de la economía durante el gobierno de Medina fue un factor que contribuyó a su victoria electoral para un segundo período, al igual que las políticas sociales y la atención al campo con las visitas sorpresa.
Ley de partidos
Montás consideró que a partir del 16 de agosto el país abre un nuevo ciclo político porque el que se abrió en 1996 ya se agotó y los partidos también están agotados.
Citó que el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) se dividió, el PRD también y ha obtenido muy baja votación, el PRM que depende de cómo se maneje y PLD que ya tiene problema.
“El PLD ha llegado a un punto tal que no hay manera de que la Dirección pueda gerenciar los procesos internos en el partido. Eso se vio muy claro en las primarias en las que se generaron incidentes que nunca se habían visto en el PLD”, declaró Montás.
Manifestó que en el país “se ha generado un proceso de descomposición política que tenemos que entenderlo, pues si no se toman medidas ahora para modificar esa situación de descomposición, de relajamiento de las estructuras partidarias,  muy bien pudiera provocar una seria crisis del sistema político en la República Dominicana”.
Valoró como muy importante que se apruebe una ley de partidos políticos que incluya aspectos como que la Junta Central Electoral arbitre los procesos electorales porque los partidos ya no están en condiciones de hacerlo y que lo haga con el padrón universal.
“Hoy los partidos no son realmente democráticos, las selecciones que se han hecho no responden a criterios democráticos, y eso puede hacer explotar el sistema de partidos”, agregó.
Montás consideró que por eso la ley de partidos es buena en el sentido de que si la JCE arbitra el proceso, y lo hace con el padrón universal, los partidos lo que tienen que tener es cuadros políticos que se dediquen a trabajar en función de ese padrón electoral.
Igualmente, Montás afirmó que el sistema político ha llegado a un punto donde la gente que se prepara políticamente no va a ninguna parte si carece de dinero. “El dinero se está adueñando de la política y están llegando a puestos importantes gentes sin condiciones políticas”, apuntó, tras sostener que eso representa un serio problema para el sistema democrático.
Señaló que en el país se aprobó el financiamiento público de los partidos, pero no se reglamentó el financiamiento privado, por lo que el Estado da dinero a los partidos pero ellos pueden buscar dinero en el sector privado sin ninguna limitación.
Dijo que lo mismo ocurre con la campaña publicitaria donde no hay limitación.
“Todos estos elementos hay que abordarlos en una legislación nueva si es que queremos seguir trillando el camino de la democracia en la República Dominicana”, puntualizó Montás, quien reconoció que actualmente hay un reclamo generalizado de aprobar una ley de partidos políticos.
“Si los partidos no se esfuerzan por lograr transparencia en la campaña, lo que están propiciando es que luego en el poder actúen en función de los compromisos que asumieron al recibir dinero privado”, advirtió Montás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario