Google+ Followers

domingo, 14 de junio de 2015

Prostitución Infantil incrementa en las calles de Moca

Por Nadiesda Mateo
Moca.- El incremento de la delincuencia en la ciudad de Moca  y las precarias condiciones económicas en las que viven muchas de estas personas, la falta de empleo, el aumento del consumo y necesidad de encontrar dinero fácil. Según una investigación por la redacción de LosMocanos.com, por estas razones crece la prostitución Infantil en sectores del municipio, al tiempo que disminuye la capacidad adquisitiva aumenta el consumismo.

Algunos de los barrios de Moca tales como Macotibió, Salsipuedes, Residencial Moca, Viejo Puerto Rico, Nuevo Puerto Rico, Isla pérdida, Los López 2 y 3, Isla Perdida, Las Flores, calle José María Rodríguez y entre otros, es donde se ve evidenciado algunos casos de explotación infantil, por la irresponsabilidad de los padres.

El resultado es la necesidad de encontrar dinero, y poner a prostituir a sus hijas  es uno de los posibles caminos,  dando como consecuencia que aumente la prostitución infantil en los barrios más vulnerables de la ciudad, menores de 12 entre 13 años, son las victimas en estos casos de sus padres, que venden sus hijas por unos pocos centavos.Aquí todo lo que debes saber sobre este mal social que afecta la ciudad heroica de Moca:
Como definiríamos prostitución infantil
Por prostitución infantil se entiende el uso de niños en actividades sexuales a cambio de una remuneración o cualquier otro tipo de retribución (por ejemplo regalos, comida o vestimenta).

Estos niños trabajan en las calles o en establecimientos como burdeles, discotecas, centros de masajes, bares, hoteles o restaurantes. La prostitución afecta tanto a niños como a niñas.

¿Por qué elegir a niños y no a adultos?
Es más fácil abusar de un niño que de un adulto. Los explotadores sexuales se aprovechan de la docilidad de los niños, ya que tienen menor capacidad para defenderse. Frecuentemente, esta actitud desviada es motivada por querer obtener un sentimiento de poder sexual o económico, por buscar experiencias nuevas o por la sensación de impunidad que proporciona el anonimato.

Causas de la prostitución infantil

La pobreza es la causa principal de la prostitución. A menudo, los padres sienten la obligación de vender a sus hijos a proxenetas porque sus bajos ingresos no alcanzan para cubrir las necesidades de su familia.

La pobreza también conduce al abandono. Por este rechazo, los niños se ven obligados a dejar el ambiente familiar y a vivir en las calles.

Siendo vulnerables y teniendo carencias y necesidades, se convierten en el blanco perfecto de manipuladores, que les prometen trabajo y una remuneración.

Dinero

Comparado con el nivel de los salarios locales, la prostitución es una actividad muy lucrativa.

la prostitución se convierte en una forma de supervivencia, dado que es una actividad altamente lucrativa en comparación con otro tipo de trabajo degradante o peligroso.

Proxenetas y el crimen organizado

En la mayor parte de los casos, los niños prostituidos son controlados por proxenetas que se quedan con una porción de los ingresos que generan. Disminuir estas acciones es una tarea de gran dificultad.

A veces, los proxenetas suelen ser niños anteriormente prostituidos en el mismo lugar.

Intermediarios

La cadena que conecta al niño con el explotador puede ser de una extensión de miles de kilómetros.

Los reclutadores, los transportistas, los dueños de burdeles y los taxistas son considerados intermediarios. Incluso también los policías, que muy frecuentemente cierran los ojos ante esta problemática.

Consecuencias en los niños

La prostitución infantil tiene efectos negativos sobre el futuro bienestar y la salud mental del niño, dado que a menudo ellos mismos se convierten en proxenetas.

El acceso a servicios

Los niños sometidos a explotación sexual no reciben educación. Sus familias los rechazan y la sociedad los margina, por lo que no gozan de casi ningún tipo de servicio médico y deben soportar condiciones de higiene absolutamente deplorables.

La propagación del SIDA

La prostitución contribuye a la propagación del SIDA, ya que muchos clientes se niegan a usar protección durante el encuentro sexual con el niño. En consecuencia, estos quedan expuestos a contraer infecciones de transmisión sexual.

Enfermedades físicas y psicológicas

En cuanto al daño físico, los niños pueden tener desgarros vaginales, secuelas físicas (producto de torturas), dolores, infecciones o embarazos no deseados.

Respecto al daño psicológico, los menores pueden presentar varios síntomas; por ejemplo depresión, confusión de la personalidad o de la orientación sexual, problemas de conducta (agresividad o enojo), problemas para dormir, pérdida de seguridad en sí mismos, desconfianza u odio hacia los adultos.

Todos los (as) niños (as) tienen derecho a recibir una educación, a disfrutar de una vida social y a construir su propio futuro. Este derecho es esencial para su desarrollo económico, social y cultural. Tienen derecho a comer, a no pasar hambre y a no sufrir malnutrición.

A estar protegidos de las enfermedades. Se les debe permitir crecer y convertirse en adultos sanos, esto contribuye de igual manera al desarrollo de una sociedad más activa y dinámica.

Y sobre todo los (as) niños (as) tienen derecho a vivir en un contexto seguro y protegido que preserve su bienestar. Todo niño tiene derecho a ser protegido de cualquier forma de maltrato, discriminación y explotación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario