Google+ Followers

lunes, 5 de enero de 2015

¡Vive mejor!

El inicio de un nuevo año es la excusa perfecta para hacer reajustes en nuestro estilo de vida. Proponte hoy desarrollar una rutina de vida más sana. Tu organismo te lo agradecerá
Dicen que una acción repetida durante al menos 21 días consecutivos llega a convertirse en hábito. Dicen que el ser humano es un animal de costumbres.
Y ya que hablamos de hábitos o costumbres, ¿qué tal iniciar el nuevo año con el firme propósito de incluir en nuestra rutina de vida acciones o conductas más saludables? 
“Ningún programa de ejercicio, dieta ni planteamiento de vida tiene éxito si no se convierte en una costumbre”, dice Josep Comellas en su libro “Hábitos inteligentes para tu salud” (Editorial Amat, 2012).
Tal vez te hayas propuesto lo mismo en años anteriores y hayas fracasado en el intento, pero el nuevo año trae consigo la oportunidad de recomenzar y desarrollar costumbres más sanas tanto para tu cuerpo como para tu mente.
Quizás para ti el secreto del éxito radique en introducir cambios que, aunque no sean tan radicales, tengan el poder de hacerte sentir mejor y de desarrollar a la larga un estilo de vida más sano.
Mientras más compromisos tengas, más razones para cuidarte; solo así podrás cumplirlos.
“Una alime n t a c i ó n equilibrada, hacer ejercicio y aprender a relajarnos puede ser la clave para mantener un nivel de rendimiento óptimo, sin perder la energía y claridad mental necesarias”, afirma Comellas, licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y especialista en Alto Rendimiento Deportivo y en Alimentación y Deporte.
El autor señala cuatro factores necesarios para lograr un cambio en nuestra vida: 1) el deseo de cambiar, 2) creer que se puede cambiar, 3) conocer los beneficios del cambio, 4) determinar los cambios específicos que vamos a hacer en nuestro estilo de vida y cómo los vamos a hacer.
¿Te animas a iniciar el cambio?
TOMA EN CUENTA
Ingiere más agua y desarrolla una buena higiene del sueño.
CUÍDATE POR DENTRO
La salud física no es la única que cuenta. Las emociones son muy importantes.
Hábitos para tener un año más sano
1 Aliméntate de forma balanceada.
No se trata de seguir regímenes estrictos, pasar hambre o privarte de tus gustos, sino de darle variedad a tu alimentaión. Este año proponte incluir más vegetales en tus comidas y que no pase un día en que no pruebes frutas y verduras.
2 Combate el sedentarismo.¿No tienes ni tiempo ni dinero suficiente para inscribirte en un gimnasio? ¿Te falta disciplina para iniciar por tu cuenta una rutina de ejercicios? Combate el sedentarismo con estrategias sencillas y de fácil aplicación como completar más trayectos a pie, usar las escaleras en lugar del ascensor o ¡bailar!
3 Date la vuelta por el consultorio.
¿Cuánto hace que no te sometes a exámenes médicos de rutina? Cuando pautes tus vacaciones, aparta un par de días para ir al médico y evaluar tu estado de salud. Conviértelo en una costumbre anual. Recuerda: es mejor prevenir que lamentar.
4 Ríe más.
Al buen humor y a la risa se le atribuyen varios beneficios para la salud, así que dedica tiempo a ver más comedias o comparte más momentos de ocio con personas divertidas de esas que te sacan carcajadas con sus ocurrencias.
5 Relájate.
El estrés afecta la salud y combatirlo no te costará mucho. Escucha música suave, ora, medita, lee un libro... Descubre qué actividad te relaja y dedícale un rato cada día o la mayor cantidad de veces que puedas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario