Google+ Followers

lunes, 27 de octubre de 2014

Desnudo genealógico

Crónica
Por: Cristian Rodríguez
El día que Raymundo salió del país, la mayoría de sus familiares se entero por la noticia de que había naufragado una yola en el canal de la mona, su madre era la única que tenia conocimiento de la osadía, la reacción por la confidencia guardada por más de un mes la delato, los lamentos permanentes provocaron la revelación del secreto guardado por mas de tres meses. Genoveba la madre de Raymundo fue cuestionada por diez de los once hijos que engendró con Netaly Escaño, un trabajador agrícola muy conocido en la comarca, cuando Genoveba logro tranquilizar sus estado de nerviosismo fue que comenzó a relatar lo sucedido. El día que Mercedes Escaño cumplió año, llegaron a mi casa junto a Raymundo el señor Pedro Marte, Diógenes Castro, las dos hijas de Altagracia (la negra) y un señor que mi hijo me presento procedente de la ciudad de Nagua, me encontré extraño la visita de esas personas en mi casa, Raymundo era un joven solitario, esas relaciones no eran parte de su vida cotidiana a accesión de Pedro Marte que ha sido compañero de trabajo por mucho tiempo, le pregunte que deseaban, que cual era el propósito de su visita, Pedro Marte se adelanto y me presento al señor de la ciudad de Nagua; el es el licenciado Carlos Núñez Correa,
esta aquí con nosotros porque lo invitamos a que conociera nuestra familia y le informara en que estamos cada uno de nosotros, Genoveba se mostro un poco imprecisa, pues diga señor, es bienvenido a esta humilde vivienda, gracia señora esbozó el licenciado, doña de lo que se trata es del viaje a Puerto Rico, que según me ha contado su hijo ya usted tiene conocimiento, Genoveba no dejo que el licenciado terminara su alambica y lo hecho a todos de su casa, no lo quiero ver mas por aquí, esos viajes son muy riesgoso, mi hijo no esta pasando hambre, lio de ladrones y tramposos, Raymundo quedo sorprendido con la reacción de su madre, le pidió que bajara el tono, que escuchara al licenciado, no tengo que escuchar a nadie, mi hijo no va a correr ese peligro, además el no tiene a nadie para allá y no hay dinero para costear esa maldita aventura, la resabia de Genoveba  hizo que todos se retiraran incluyendo a su hijo.
Pedro marte parecía ser el coordinador de las visitas del licenciado, un hombre obeso, de tez oscura y un rostro con ojos retoñado que lo hacían lucir como anormal, bueno, el segundo paso seria la visita a la casa de las dos única mujeres del grupo, creo que no es necesario, nosotras estamos lista para el vieja dijo Alondra Ruiz, la cual fue secundada por Flavia Ruiz ambas hermanas de madre de Pedro Marte, resulta que Altagracia la negra vivió por mucho tiempo en la capital de la Republica Dominicana, allí fue que conoció al padre de Pedro Marte, un carnicero bohemio de la época, que conoció en una fiesta a la madre de la Ruiz y esa misma noche quedo embarazada de su primogénito y único barón de la familia, para la fecha la familia de los Ruiz y Pedro Marte atravesaban por una situación económica desastrosa y fue por tal situación que se involucraron en el viaje en yola hacia Puerto Rico. Al licenciado Carlos Núñez Correa, Pedro Marte lo conoció en una de esos viajes de la empresa de transporte en la que trabajan Raymundo Escaño, su socio de parranda en tabernas de la ciudad de Moca, ese día en que se conocieron, la patana en la que Pedro Marte trabajaba como ayudante, se averió en el mismo centro de la ciudad de Nagua, el crepúsculo ya se había desvanecido, el color encendido del horizonte se había apagado por lo que decidieron quedarse esa noche en un pequeño hotel de la ciudad, el chofer de la patana conocido en todo el trayecto de Moca a Nagua como el aplasta caballo  miro de frente a Pedro Marte y como si hubieran estado sincronizado gritaron a unísono el coro de a bebe a beber, es lo que hacen en cada espacio libre de su ajetreo  de vida, coordinaron un lugar para tomarse unos tragos y coincidieron en que debía de ser en el viejo cabaret, ambos solo tenían en su bolsillos una parte del dinero de la dieta que le da la empresa, solo quedaba para la cena , se detuvieron a pensar y de sorpresa Rubén Bautista, el aplasta caballo recordó que Manuel castillo Tineo el dueño del supermercado mas grande de la ciudad de Nagua se le había puesto a la orden para cualquier situación en que se encontrase, le decía en bromea que el era huésped distinguido, era el anzuelo que tenían que tirar y pescaron un préstamo de 150 pesos  que para el año 1979 eran una suma importante para convertirse en rey de cualquier parranda, esa noche en el viejo cabaret ordenaron servirle el ron de mayor venta en la época “Bermúdez blanco”, entre la bebentina, baile y besuqueo con las prostitutas del lugar fue que conocieron a Carlos Núñez Correa “el licenciado”, hablaron sobre las características de la ciudad, pero lo que mas le llamo la atención tanto a Pedro Marte como al aplasta caballo fue la hermosura, fragilidad y fácil seducción de las mujeres de la vida alegre, fue en ese conversatorio que el licenciado le hablo del viaje a los transportistas, Pedro Marte se puso de acuerdo  y en el próximo vieja le llevo una lista de 18 personas interesadas de salir de cualquier forma del país. Entre los 18 estaba Raymundo Escaño, alondra Ruiz, Flavia  Ruiz y Pedro Marte como los coordinadores del viaje. La tarde que salieron de casa de Genoveba, decidieron en el camino no visitar a los padres  de los interesados, se reunieron en el parque para poner fecha de la próxima reunión, Pedro Marte se encargo de hacer contacto con todos los comprometidos, al despedirse, el licenciado le recordó a cada unos de los presente que debían manejarse con cautela para no tronchar el sueño de cada uno de ustedes y las demás personas en diferentes puntos del país que están esperando el día, por últimos le recordó que en 15 días se reunirán de nuevo.
Raymundo Escaño llego a su casa con cara de preocupación, estaba empollando la forma como convencer a su madre del interés de participar del viaje, se arrimó un rato en la cama para descansar pero se quedo dormido. Los quince días para que se efectuara la próximo reunión pasaron como vuelo de pájaro, en la reunión habían 20 personas con el licenciado, Diógenes Brito, vecino de Raymundo se entero de la aventura por una discusión que escucho en la casa de los Escaño, los quince días de espera fueron de intimidación para Genoveba y Netaly Escaño, Raymundo quería la autorización y que le aseguraran el dinero del viaje, amenazaba con suicidarse si para ese día no estaba el dinero requerido, estaba como loco, sus padres y hermanos nunca lo habían visto actuar de esa forma. En la reunión que se efectuó en el mismo lugar de la primera se acordó que en 10 días debían de salir para Puerto Rico y que en 5 días Pedro Marte tenía que tener en las manos el dinero de cada uno de los viajeros s en las manos, por lo que quiero saber, levantando las manos las personas que ya tienen seguro su participación, todos incluyendo a Raymundo Escaño levantaron las manos, pero Raymundo no sabia donde buscar 700 pesos, 350 representaba el costo para trasladarlo a Puerto Rico, 100  para la estadías en Nagua en espera del surgimiento de una oportunidad para poder sacar la yola a flote y 250 que debían ser cambiado por dólares, para la fecha el dolor estaba cuatro pesos dominicanos por un dólar norteamericano, esos fueron los últimos requisitos y la ultima vez que el grupo de mocanos vio al licenciado. Pedro Marte  se encargo del contacto permanente con el grupo, este viajaba un día si y otro no para nagua, cuando iba llevaba el dinero que le iban pagando y de regreso informaba sobre las condición de la yola, el tipo de material que se estaba usando, la calidad y caballo de fuerza del motor, mientras todos esto sucedía, la casa de los Escaño estaba convertida en un infierno, Raymundo al día siguiente de la reunión fue detenido por la policía local, Genoveba su madre se había querellado contra el por amenaza de muerte, pero ella misma retiro la querella al día siguiente, llegando a su casa, comenzó a vociferar que se iba a quitar la vida ahorcándose si no le buscaban el dinero del viaje.
 Netaly Escaño y Genoveba se reunieron a espalda de los hermanos de Raymundo y consideraron una buena alternativa ayudar a su hijo en la travesía que podría costarle la vida, pero para su seguridad y tranquilidad de la familia, esa solución es la mas prudente, llamaron a Raymundo a dialogar con ellos. Temprano en la mañana, Clotilde la mas adulta de las hermanas de Genoveba había visitado la casa de los Escaño y dejó encima de la mesa una funda con aproximadamente una libra de café de pilón, al sentarse en la mesa el aroma del café llamo la atención de Genoveba, me atrevo afirmar que por aquí estaba Clotilde, es extraño que no paso a saludarme por el mercadito, Raymundo no esta de suerte, porque mama, pregunto, es que me hubiera gustado conversar con ella, hablarle de tus problemas y el deseo que demuestra de salir del país, Netaly, un hombre de poco hablar interrumpió y dijo que en la casa no se tiene esa cantidad de dinero, pero te prometemos que lo vamos a conseguir con mi hermano y compadre Heriberto Escaño y mas, si es para ti uno de mis hijos que el mas quiere, esta bien papa, pero recuerde que solo faltan seis días para entregar el dinero, hoy mismo después de la comida Netaly y yo vamos a visitar a Heriberto, dicho y hecho, a la una de la tarde los padres de Raymundo ya iban camino a su tierra de origen, al llegar a la entrada de los Maromos, una sección de San Víctor, una de la zona rurales de mayor producción agrícola de la zona, la nostalgia se apodero de Netaly, te ha dado cuenta Genoveba de la lozanía de nuestra tierra, la tranquilidad que se respira, mira ahí la mata de higüero en la que nos sentábamos a reposar de regreso de la escuela, esta rodeada de hermosos hierba como si el paisaje se reservara para retrotraer tan bellas reminiscencia, fue ahí donde nos miramos de frente y broto desde los mas profundo de nuestro ser el amor que estaba atesorados para nosotros, una voz que se escucho lejanamente libero la melancolía de dos seres que descubrieron el amor desde su inocencia, como esta Estanislao exclamo Netaly mientras se acercaba apresurado abrazar al compañero de infancia y ustedes por aquí, estamos de visita, decidimos venir a darle un poco de calor a nuestras gentes, es un placer para nosotros saber que todo marcha bien, se ve robusto y en salud, exclamo Genoveba para despedirse del fiel amigo de su esposo el cual no fue nunca de su agrado. La distancia de la entrada de los Maromo hasta la vivienda de Heriberto Escaño es de aproximadamente dos kilometro y durante el trayecto saludaron y abrazaron a todos los familiares y amigos que encontraron en el camino, cuando llegaron a su objetivo ya eran las cuatro de la tarde, doña Ynes, la esposa de Heriberto salió apresurada abrazarlo, que alegría verlo por aquí, pasen adelante y los muchachos como están, cuéntame del loco Raymundo, bueno, todo están bien gracia a Dios, pero me excusa doña Ynes pero en mi casa no hay ningún loco, por si acaso se equivoco, hay Genoveba, eso de loco es cosa de cariño y usted sabe que es así, olvidemos eso, déjame llamar a Chabela para que cuele un cafecito; y mi compadre Heriberto, por donde anda, no se que raro que no ha llegado hace una hora salió a llevarle unas espuelas a Muñó, debe de estar al llegar, Chabela salió de la habitación para saludar a su tío y su esposa y se retiro de inmediato para la cocina a colar el tradicional café de pilón, ahí están ladrando los perros debe ser Heriberto que viene en camino, escóndanse en esa habitación para darle una sorpresa, al llegar la sonrisa y la manifestación de alegría que había en el rostro de Ynes lleno de suspicacias a Heriberto y que te pico que te veo tan alborozada, abrió la cortina para que la visita salieran, se enclavaron ambos en el cuerpo de Heriberto como si lo hubieran ensayado, le dijeron ¡te queremos mucho Heriberto! Y con voz apagada dijo que el también lo quería, se sentaron y antes de comenzar la remembranza llego el café, este café me huele y sabe al pilón de Clotilde, ja ja ja doña Ynes sonrió confirmando la aseveración, a ella se le van a cae las patas viajando pa esto lao.
Netaly conoce bien a su hermano y si lo dejaba que tomara la iniciativa de contar su historia de infancia, habría que habilitar una cama y regresar al otro día, por lo que se adelanto a contarle lo que estaba pasando con uno de su hijo; compadre quiero contarte que tengo un grave problema en la casa, Raymundo, el segundo de los varones, se le ha metido en la cabeza irse en yola para Puerto Rico, nos ha estado amenazando, esta situación nos tiene desesperado y necesitamos que nos consiga un prestamos de 800 pesos haber si ese muchacho nos deja en paz, 800 pesos compadre, tengo mucho que no veo esa cantidad de dinero en mis manos, pero yo se como son los jóvenes, le voy a prestar 300 de lo que pude ahorrarme de la cosecha de café, los demás hablaré mañana con Ramón Emilio Fabelo, estaré allá ante de las doce del medio día, dicho y hecho, ante de la diez de la mañana del día siguiente ahí estaba Heriberto, desde que entro a la casa pidió que le buscaran a Raymundo, tenia sumo interés de verlo, Yolanda  la quinta de ocho féminas que tenían la familia Escaño Escaño estaba ahí sentada, despreocupada de lo que estaba pasando, se levanto de repente de el asiento cuando hoyo la voz de su tío que le reclamo pararse a basarle la mano  y de inmediato le pidió que le buscara a Raymundo donde quiera que se encontrase, fue una orden de un familiar que impregnaba un absoluto respeto, Yolanda pidió permiso para retirarse y se dirigió directo a la casa de los Ruiz, era el lugar perfecto para encontrar a su hermano, al llegar a la casa se encontró con Flavia Ruiz y de inmediato pregunto por su hermano, no ha pasado por aquí hoy pero escuche que Pedro le dijo a Alondra que iba hacer una diligencia con Raymundo cerca de tu hermano Gabriel, deben de estar donde Gertrudis, la que vive en los patios del barrio Juan los pitos, asevero Flavia con aire de seguridad, pues pasen buen día, al salir de la casa el clima había cambiado, el color traslúcido de las nubes se tornaron ennegrecido y el sonido emitido por el choque de los nubarrones hizo apresurar el paso a Yolanda, Pedro Marte y Raymundo Escaño ya venían por el camino, estaban exhausto, habían cruzado el rio a paso acelerado porque en tiempo de lluvias la afluencia de agua crece e impide que sus moradores atraviesen del otro lado, Raymundo al ver su hermana pregunto hacia donde iba, Yolanda le dijo que había encontrado lo que buscaba, en la casa esta el tío Heriberto, te mando a decir que le apremiaba verte, por lo que apresura el paso porque a mi parecer es algo de importancia lo que quiere decirte, con la cabeza hizo una señal afirmativa y en vuelo de pájaro llego a la casa. Bendición tío, Dios lo bendiga, se paro y lo abrazo, estoy aquí desde temprano esperándolo para hablar en serio con usted, los compadres llegaron ayer a mi casa y vi en su rostro mucha ansiedad, yo estoy aquí para ayudarlo en la solución de ese problema, ahí esta el dinero que usted necesita para el asunto de un viaje dizque usted tiene, son 800 pesos mírelo ahí, a pesar del riesgo que representa esa aventura, si llega a Puerto Rico sabe que tiene una responsabilidad conmigo no con su padre de mandarme ese dinero en tres cuotas desde que comience a trabajar, Raymundo no escucho ni una palabras después que Heriberto entrego el dinero, se traslado en arte de magia a la costa de Nagua, se imagino la travesía e hizo el viaje en fracciones de segundo  a Puerto Rico, cuando despertó respondió si tío, me comprometo desde que comience a trabajar mandarle el dinero, cuente conmigo y mucha gracias, sin despedirse salió en medio de la tormenta para donde su amigo y compañero de trabajo para confirmarle que ya tenia en sus manos el dinero. El licenciado Carlos Núñez Correa había coordinado con Pedro Marte que el dia 5 de diciembre debían de estar todos lo que pagaron su participación en el viaje, de Moca solo pagaron 11 de 19, a su llegada a Nagua el total de personas solo llegaba a 28 y el licenciado exigia un minimo de 38 por lo que se reunio de emergencia con los ambulantes, quiero informarle que la yola no puede salir el 24 de diciembre, hay un déficit de 3 mil quinientos pesos en este viaje, Rubén Bautista, el aplasta caballo no quería perder mas tiempo e hizo la siguiente propuesta, los coordinadores de los diferentes pueblos que están aquí que regrese y hagan lo posibles por contactar personas interesadas, la propuesta fue aprobada por la mayoría, de los cinco pueblo del Cibao que estaban involucrados en el viaje solo pudieron sumarle dos personas mas, el día 20 se reunieron de nuevo para tratar el mismo tema de que el viaje no era rentable si no se completaban, , el aplasta caballo intervino de nuevo y propuso que entre todos pusieran la diferencia del costo que exigían los organizadores, era un experto en aritmética y en vuelo de pájaro  calculo a cuanto tocaban cada uno, son 94 pesos redondeados lo que tocamos y salimos de esos.
De lo 700 pesos que se le entrego a Raymundo, 350 corresponden al costo, mas 94 para completar los faltantes de la sumatoria de 38 personas que debían de ir en la yola, gasto 100 pesos  en comida y bebidas alcohólicas en los diez días que permaneció esperando  la partida, eso  implica que Raymundo salió a una aventura, hacia un país desconocido, con solo 25 dolores en los bolsillos, un rosario colgando en su cuello que se lo había entregado Genoveba y una navaja para su defensa personal.
Eran ya la diez de la noche, cuando el licenciado llego al lugar donde estaban hospedados los viajeros, ese día se hizo acompañar de una persona que ninguno de los del grupo lo había visto, un hombre de aproximadamente 60 años de edad, delgado, con los pómulos tan hundidos que se podía guardar medio baso de agua en ambos extremos de su rostro, el licenciado Carlos Núñez Correa le presento a quien será el tripulante de la yola, a quien lo invito a que le diera a conocer las reglas para ir en el viaje, el capitán de inmediato mando hacer un círculo y se paro frente a frente a los semblantes de cada uno sin decir una palabra, se coloco en el centro para informarle que el no tiene nombre, estos viajes son muy peligrosos, de diez que salen llega uno y de lo que llegan al territorio puertorriqueño mucho de ellos son atrapados y deportado, en el trayecto tienen que turnarse en caso de que las mareas se remonten, cuando nos aproximemos a la costa debemos de tirarnos 200 o 300 metros antes de llegar, esto quiere decir que el que no sabe nadar le recomiendo que se quede, no hay devolución del dinero depositado para el viaje y por ultimo no se permite armas de ningún tipos en la yola; tienen las palabras ahora. Genoveba tenia conocimiento del día y la hora de la partida, una mujer seguidora de los oradores de María, se había trasladado a la iglesia para pedirle a Dios que protegiera a su hijo e invito a sus colegas hacer una cadena de oración para que la virgen María lo proteja y a los demás acompañantes. La travesía fue exitosa, todos llegaron a la costa de Puerto Rico, pero en el trayecto en que tenían que nadar los 300 metros, Raymundo llego a la orilla de la playa sin aire en los pulmones, se desplazaron de inmediato hacia el monte, Raymundo estaba agotado se abrazo de una mata de coco, se deslizo y alrededor de la nueve de la mañana despertó, no tenia un centavos en los bolsillos, camino sin rumbo, al salir a la ciudad pregunto a un bracero el nombre de la ciudad donde se encontraba, el le contesto si acababa de llegar, ere de los mojaditos de Republica Dominicana, el contesto que no, que viene de un campo de la ciudad de Ponce, que desconocía donde estaba porque se había extraviado, el bracero no le creyó la fábula, su acento lo evidenciaba, pero decidió ayudarlo, usted esta en la ciudad de Moca, Raimundo casi se desmaya cuando escuchó el nombre de su ciudad natal, sin decir una palabras especulo sobre la posibilidad de que lo hubiesen engallado. El bracero conocía la procedencia de Raymundo, le pregunto que si quería ayuda y el de inmediato acepto, lo voy a trasladar al barrio Pueblo de Moca, hablare con mi hermano que tiene una pensión para que le alquile una habitación, le conseguiremos trabajo, el aventurero estaba sorprendido con tanta cortesía brindada a un desconocido, este tipo de servicio tiene su precio, el bracero estaba consciente de la procedencia del indocumentado, nosotros trabajamos en el lugar, estamos al acecho, esperando la llegada de los emigrantes dominicanos, por lo que trabajara con nosotros en el área de la construcción, te ubicaremos con un ingeniero, el costo de la pensión es de 25 dólares semanal, mas 25 dólares semanal por el traslado y ubicación, los cuales lo pagará en cuatro meses. Raymundo estaba prácticamente secuestrado, su ingreso como ayudante en el área de la construcción era de 125 dolares semanal, ganaba por día 19 dólares, los que representaban 2.4 dólares por hora, de los 75 que  quedaban pagaba 35 para su manutención a la señora del bracero, 5 de energía eléctrica y agua. Raymundo permaneció un mes completo lavando y secando dos pantalones, dos camisetas   y una franela que pudo traer encajada a su cuerpo, el capitán de la yola no quería bulto en la embarcación.
A lo cinco meses del desembarco fue que la familia Escaño Escaño se entero que su pariente estaba con vida, la familia Ruiz recibió la noticia y todo el barrio se entero de la sobrevivencia de Raymundo primero que sus familiares, fue una de las hermanas y el esposo de esta lo que se encargaron de anunciar que Raymundo el de los Escaño estaba vivo; Pedro Marte había enviado la información con un amigo de nacionalidad puertorriqueña llamado el Indio. Cuando Gumecinda Ruiz y su esposo Juan Hilario Escoboza llegaron a dar la noticia, encontraron en la casa de los Escaño una especie de velorio, la señora Genoveba aperruchada en un rincón, rodeada de cuatro de sus hijos, con improvisados abanicos de cartón y verrón untaos en algodón, a Netaly ya lo habían internado, no puede recibir este tipo de noticias, desde muy joven ha venido sufriendo de una ulcera cancerígena, Genoveba suspiro y como si algo sobrenatural la hubiera tocado exclamo, hay que ponerlo en mano del todo poderoso. Cuando se estaba aproximando un año de la partida de Raymundo, llego al barrio procedente de puerto Rico una señora, madre de la esposa de Diogene Brito uno de los que se retiro de sus ambiciones después de haber escuchado al capitán poner las reglas para la travesía, Diogene, al tener conocimiento  le presento la suegra a la familia Escaño y la historia se la contaron completa a María Hidalgo.
Diez días después, solicitaron a Flavia Ruiz que invitara a la casa de los Escaño a Miguel González, mejor conocido como el Indio para tratar la situación de Raymundo. María Hidalgo le planteo al Indio que había que buscar la manera de ayudar a encontrar al hijo de los Escaño, se pusieron de acuerdo para encontrarse en el municipio de Moca en Puerto Rico, el punto de encuentro seria en el parque central. El 1 de diciembre del 1980 Maria Hidalgo y el indio se encontraron en el lugar de la cita, ambos habían consultado la situación con el pastor evangélico del barrio Cupey en Rio Piedra, María tiene una larga historia residiendo en esa ciudad y desde el inicio de su emigración se congrego en la iglesia evangélica, estos actuaban como reales investigadores, necesitaban llegar a la iglesia evangélica  “ el buen samaritano del “barrio pueblo de Moca” y para tal fin llevaron una referencia de Ángel Rivera quien pastorea la iglesia donde se congrega María en Rio piedra. Ambos le contaron la historia a un vendedor de fruta que se detuvo a ofertar sus artículos, me atrevería a llevarlo no donde el pastor, conozco el sector y me atrevería a predecir que el señor que buscan esta en la pensión de los mojaditos, no fue necesario contactar al pastor, eran alrededor de la cuatro de la tarde cuando el frutero, María Hidalgo y el Indio llegaron a la pensión y ahí estaba, María lo reconoció, tenia en su mano una foto del desaparecido, le pagaron 20 dólares al vendedor de frutas, no tenían la forma de acercarse a el, sabían que podía escabullirse y decidieron acercarse predicándole la palabra de Dios, estaba acabado, el trabajo duro, el vicio del alcohol lo hacían lucir físicamente mal. Maria Hidalgo lo sorprendió cuando le informo que aparte de la predica venían de parte de Genoveba su madre, Raymundo no dejo continuar a la señora y la invito pasar a su pequeño cuarto de la pension, yo soy la madre de Altagracia Cruceta Hidaldo, la esposa de Diogene Brito vecino de tu familia, si lo conozco es mi amigo, en los últimos días de los preparativos del vieja se estorbó, no quiso ajustarse a los requerimientos establecidos por el capitán de la yola, el no tiene necesidad de involucrarse en ese tipo de aventura, mi hija lo tiene pedido junto a su hijo, además es bien sabido por ti que el tiene un trabajo que le ayuda a resolver sus problemas cotidiano y a pesar de que Altagracia Cruceta Hilario no se lleva bien con el, tiene las intensiones de continuar gestionando su viaja a los Estados Unidos. Raymundo quiero saber si te gustaría vivir con nosotros por un tiempo en Rio Piedra, tengo una habitación deshabitada, fue una de la promesa que le hice a tu madre, allá tengo buenas relaciones y te podríamos conseguir un trabajo decente, con mucho gusto señora, déjeme su dirección y numero de teléfonos y celular porque en este momento no estoy en condiciones, tengo que saldar unas cuantas deudas, pues lo esperamos, ese pequeño paquete que esta encima de la mesa se la enviaron sus familiares, gracia señora y a usted también, se refirió al Indio que se mantuvo en silencio durante todo ese tiempo de conversación entre María y Raymundo Escaño. No bien se habían despedidos la visita para que Raymundo se arrimara a la pequeña mesa de su diminuta morada, destapó con ansiedad el pequeño paquete, en la parte superior encontró una foto de la virgen María, un sobre con direcciones de amigos de la familia en Puerto Rico, una oración y los números de teléfonos de la casa y el negocio de un amigo de la familia Escaño residente en el centro de la ciudad y a un kilometro de distancia de la residencia de los padres de Raymundo. Ya era muy tarde para llamar al teléfono de un desconocido, salió a las calles y se dirigió a una bodega y pidió una cerveza para celebrar el inicio de los contactos con sus familiares. Al día siguiente, temprano en la mañana se dirigió a un centro de llamada para marcar el número concedido por la familia, alrededor de la siete treinta de la mañana sonó el teléfono en la casa de Enegildo Báez un comerciante de provisiones que tenia una relación de amistad con los Escaño, Genoveba fue cliente del almacen de los Baez, fue ahí donde la afición se consolido. Cuando el señor Báez levanto el teléfono no pudo identificar la voz del emisor, Raymundo se vio obligado hacer una descripción genealógica para poder identificarse, Enegildo al final entendió el mensaje y quedaron de acuerdo que en la tarde del mismo día llamaría de nuevo, el mensaje llego donde los Escaño alrededor de la doce del medio día, Raymundo llamaría de nuevo a la seis de la tarde, por lo que debían de estar ahí veinte minutos antes. Genoveba permaneció mas de una hora conversando con su hijo, tuvo que explicarle todo lo que paso en la travesía, el llanto de la madre no cesaba, le recordó que durante ese año que ha estado fuera de la casa son muchas las cosas que han pasado y le recordó además que los ochocientos pesos que se le cogieron prestado a Heriberto se han pagado mucho intereses al banco agrícola, Netaly tu padre tuvo que arrendar la tierra del campo para asumir esa responsabilidad. Raymundo no se ahorrado un dólar en el tiempo que lleva residiendo fuera de su país, a pesar de que ya había saldado la deuda con el bracero que lo recogió cerca de la playa y sus ingresos aumentaron, su estilo de vida no lo ayudaba a organizarse para poder ahorrar y ayudar a su familia, pero llevaba ese remordimiento en la conciencia, no olvidaba los llantos de su madre desde el día que hablo por teléfono, sentó a meditar sobre los riesgos y esfuerzos que hizo para llegar a su destino y la primera semana de Enero del 1981 no se bebió un trago de alcohol y así pasaron dos meses y el 25 de Febrero su madre subió a la casa de Enegildo Báez para hablar con su hijo de nuevo, la noticia fue agradable, pregunto cuanto se debían en el Banco, sabe que fueron 800 pesos lo que se tomaron prestado pero en el banco se deben 2 mil 200 pesos, Netaly con reto compro unos cuantos cerditos, alimentos y reparamos algunas cosas en la casa, el dólar ya estaba al cinco por uno y la cantidad que Raymundo mando al otro día servía para resolver los problemas de la deuda contraída por su familia, le informo que le enviaría al otro día la suma de 600 dólares a través del correo. A partir de entonces la comunicación fue mas fluida entre la familia, dos meses después la policía de migración asedio el bario pueblo de Moca y Raymundo fue detenido, no tenia ningún documento que lo identificara, María Escaño se entero del apresamiento y se traslado de nuevo a Moca, esta vez si hizo contacto con el pastor, en la comandancia policial le explicaron la humildad del detenido y que ellos se harían responsable del inmigrante dominicano, el encargado del recinto pregunto el nombre del detenido y busco en los archivos de depuración, tiene suerte el requerido por ustedes, esta sin antecedente delictivo y todavía no se ha aprobado la nueva ley de migración, se lo entrego a ustedes con el compromiso de que actué con cuidado en la comunidad. María Hilario convenció a Raymundo de que debía ir con ella para Rio Piedra, la etapa de la mala suerte se iniciaba con ese apresamiento, al llegar a su diminuta habitación se encontraron con la sorpresa de que le habían robado toda las pertenencia, fue ahí que comprendió el testimonio de María, Dios y tu madre nos mandaron para protegerte y no debe pensarlo dos veces  para aceptar mi propuestas, cuando estuve en Santo Domingo tu hogar irradiaba un clima de armonía, el amor que impregnaba tu madre, me indujo a buscarte, ella necesita tranquilidad y cuando se entere de que vive conmigo la felicidad llegara a su estado normal. Pasaron nueve años, ya Raymundo no vivía con María Hilario, no asimilaba el estilo de vida del acogido, a pesar de la tanta suplica que recaía sobre el para que acompañara a la familia a la iglesia nunca lo hizo, estaba aferrado al alcohol, la prostitución y lo trabajo que le conseguían no lo atendía, por lo que regreso de nuevo a la vida solitaria y olvidado de su familia en Santo Domingo. Las siete hermanas de Raymundo vivían en situaciones critica, han engendrado 35 hijos entre la siete, Gertrudys Escaño es la mayor de todas, enviudo a los 61 años, su esposo Emilio Castro le dejo tres pequeñas casas de alquiler y la que vive con sus cuatro hijos, dos fémina y dos corpulentos jóvenes, es la mas estable de todas, Natalia Escaño, Virginia, Josefa y Clotilde Escaño le siguen de manera escalonadas  a Gertrudys cada una se llevan de dos años. Desde que se instalaron en la ciudad Genoveba la distribuyo en diferentes casas de la clase rica de Moca, la casa de los Escaño era amplia y por ella pasaron cada uno de los nietos de los Escaño, no hubo una de las mujeres nacida en esta familia que no terminara divorciada, tenían un temperamento fuerte, se caracterizaban por ser mujeres celosa y muy trabajadora. Hubo un tiempo en que cuatro de la cinco hermanas se vieron envueltas en una crisis económica exagerada, sin trabajo, sin esposo y arrimada en la casa de sus progenitores, en un ambiente lleno de inmundicias y sabandijas.  Lorenza Escaño, hermana de Genoveba se entero en los Estados Unidos de la realidad en que se encontraban los Escaño y decidió ayudar a la familia. En la fábrica de tejido donde trabajaba tenia un amigo  que hace dos años se había divorciado de su esposa, un ser humano místico, insociable, alcohólico y que le gustaba el dinero fácil, se hacia llamar la gaviota, no lo pensaba dos veces para involucrarse en negocios turbios o de cualquier otra índole, Fredy Cepulveda, la gaviota fue contactado por Lorenza al cual le hizo la propuesta de realizar un viaje a Republica Dominicana para que conociera a una de sus sobrina, le hablo claro, quiero casarte con una de ellas y me gustaría saber cuanto me va a cobrar, la gaviota no lo pensó dos veces y accedió a la propuesta, por que es a usted, una compañera de trabajo de mucho tiempo se lo haría por 7 mil dólares, eso incluye el pasaje aéreo de ida y vuelta, los gastos de la estadía, de acuerdo, le ratifico Lorenza. Fredy Cepulveda llego al país un mes después de haberse comprometido, vino acompañado además  de Lorena, de Roberto García Escaño el único hijo de la señora Lorena. Los Escaño recibieron con júbilo la visita de quienes cambiarían la suerte de la familia, nadie se entero en el barrio de lo que estaba pasando, pero a lo interno de los Escaño parecía el ultimo día del juicio final, había llegado la oportunidad  de salir de la pobreza, del hacinamiento. Los cuatro caballeros de la familia conocían lo que estaba pasando pero no se involucraron en los planes, pasaron desapercibido, Isidoro Escaño el mayor de todo, era arrogante, trabajaba en una empresa minera de importancia en el país, mujeriego, se consideraba el que mejor vestía de la ciudad, la familia no contaba con el para nada. Raymundo Escaño había salido del país a principio del 1981 y su aporte a la familia fueron escaso, Gabriel Escaño el tercero, la juventud la paso en los salones de billar, juego de dado, los burdeles y otras actividades ilícitas muy comentadas en el barrio y el mas pequeño ha vivido una vida aislada, se crio en la falda de doña Genoveba. El matrimonio entre Fredy Cepulveda y Natalia Escaño fue un éxito, en meno de año su viaje le había salido incluyendo a su cinco hijos menores, su compromiso a la hora de establecerse en los Estados Unidos era ayudar a Josefa y así fue, se formó una cadena entre los Escaño  que en menos de ocho años, seis de ellos lograron llegar y lograron el sueño americano, incluso formaron una comisión para ir a Puerto Rico para gestionar trasladar a través del consulado a Raymundo Escaño. La vida de Raymundo comenzó a cambiar, a la semana de estar radicado en la urbe estadounidense, sus familiares le consiguieron trabajo en una  famosa panadería, su tía Lorena Escaño era su guía, vivía en el sótano de una casa de madera, color verde enardecido que las aves por su frondosidad la confundían con el bosque, aislada de la ciudad, engendraba miedo desplazarse en horario nocturno del trabajo al hogar de los García Escaño. El primer año Raymundo disfrutaba de su nuevo estilo de vida, los viernes llegaba a la casa con una pequeña factura de comida, una botella de Whisky, los 75 dólares del alquiler y un sobre con el ahorro de la semana que su tía Lorenza se encargaba de guardárselo. La travesía de ir y venir del trabajo a la casa, provoco que Raymundo se quedara algunos fines de semana en la casa de un compañero de trabajo, ahí conoció a Raquel Santiago Morillo, una joven nativa de la ciudad de Moca, se enamoraron a primera vista, cuando llego a la casa, le conto a  su tía que había encontrado el amor de su vida, es una mujer joven, inteligente y dispuesta a luchar junto conmigo para lograr conseguir las metas que nos hemos trazados los emigrantes que vivimos en este país, bueno, me gustaría conocerle, exclamo Lorenza con tono de curiosidad. Lorenza siempre decía que Raymundo es una persona humilde, que necesita tener suerte en la elección de su pareja para hacer una familia, por lo que lo acompaño ese mismo fin de semana para conocer a la futura esposa del más protegido de los hijos de los Escaño. Al llegar temprano en la mañana  del viernes, Raymundo le pidió a su amigo el indio que le permitiera que su tía permaneciera en la casa hasta la hora de salida del trabajo, al caer la tarde ambos llegaron con la prometida de Raymundo y Lorenza se quedo pasmada cuando vio a la joven mujer y no fue por su belleza ni por la inocencia que irradiaba, fue que su rostro le era muy familiar, de donde son tu padres, son de Villa Trina Moca, soy hija de Ramira Morillo y José Santiago, pues para que vean que es verdad que dos montañas no se juntan pero dos personas si, para tu sorpresa, fui yo la partera del ultimo embarazo de tu madre del cual brotaste tu, lo declaro marido y mujer, Raquel se hecho a reír y su risa contagio a los demás, pero de pronto surgió un silencio, se escucho una voz apagada decir que no se puede, soy menor de edad y que tiene que ver la edad con el amor, interrumpió Raymundo con aire de seguridad y dispuesto a resorber el insignificante problema, yo se que tu entraste ilegal a Estados Unidos, te propongo que te case con la residencia de mi sobrina Marcela García Escaño y resuelto el problema, pues lo voy a consultar con mi familia, pasaron tres meses y la familia Santiago Morillo no se ponían de acuerdo hasta que Marcela la convenció de que lo podía hacer, le recomendó que regresara a su país natal y así Raymundo aprovechaba visitar por primera vez a su familia quien tenia mas de una década sin recibir el calor de sus padres, hermanos y amigos. Fue en el 1994 cuando decidieron encontrarse en su ciudad natal, Raquel Santiago Morillo había llegado tres meses antes y en ese tiempo se mantuvo en contacto permanente con Raymundo. El día de la llegada de Raymundo, los Escaño prepararon un gran banquete, fue un día de júbilo, Netaly Escaño estaba incansable, bailo todos los ritmos musicales, se sentía orgulloso de ver su hijo sano y salvo, Raquel, la prometida de Raymundo estuvo ahí, era la sorpresa, ese día también se anuncio la fecha del matrimonio, Gabriel Escaño estaba totalmente satisfecho con la decisión asumida por su hermano, una de las hermanas de Raquel, Daniela Santiago Morillo estaba unida maritalmente con el, por lo que coincidían siempre en viajes a las playas, ríos, realizaban compras juntos hasta visitaban centros nocturno. A la semana de Raymundo estar de visita, surgió algo inesperado, la familia Santiago Morillo le propuso a Raymundo que se casara lo más pronto posible, estaban observando el despilfarro de dinero  y la salida constantes de Gabriel y Raymundo, lo que ponía en riesgo la unión entre los futuro esposo. La fecha del matrimonio se adelanto y cinco días después ya estaban casado, Raquel permanecía siendo menor de edad, la cedula de Marcela nunca llego por lo que usaron la de Fidelia Santiago Morillo, una hermana muy parecida a Raquel, era un secreto que solo lo sabían la familia cercana de Raquel, la madrina y el padrino. Fue un matrimonio con pocos invitados, tres días después Raymundo tuvo que partir, su supervisor lo llamo, la empresa estaba saturada de trabajo y dos de los trabajadores estaban en licencia medica, el tiempo para compartir con su esposa fue corto, no dejaba de contarle a sus compañeros de trabajo que se había quedado con el apetitos de disfrutar la juventud y ternura de su esposa, cuando ya habían pasado tres meses llego la noticia de que Raquel estaba embarazada, fue el inicio de una conjetura interminable, se especulaba en el barrio de que Raquel se había casado estando embarazada de un antiguo novio de infancia, la noticia nunca llego a los oídos de Raymundo, el alumbramiento fue prematuro y se regó la noticia de que a la criatura había que cambiarle la sangre, que tenia deficiencia renal, la saturación de los rumores provocaron que Raymundo tomara un vuelo para enfrentar el problema, visitaron decenas de especialistas para asegurarse del peligro que representaba la supuesta enfermedad que padecía la criatura, todos los análisis salieron negativo. Al año de Raymundo haber regresado a Estados Unidos el consulado había aprobado la petición de visado de Raquel y Chany Escaño Santiago la primogénita del resiente matrimonio. En la metrópoli la familia comenzó a progresar, ambos trabajaban incansable, engendraron dos hijos mas, Ravel  y Cristal Escaño Santiago. Raymundo viajaba todos los años, había iniciado una empatía entre el padre de su esposa el señor José Santiago, dos de los cuñados de Raquel y su hermano Gabriel, visitaban todos los ríos y playas de la región del Cibao, prostíbulos y centros cerveceros, eran los lugares exclusivos de la cofradía, Raquel en ningunos de los viajes acompañaba a su esposo, incluso había temporadas en que ella le pagaba el vuelo de ida y vuelta para que arribara a disfrutar a su país, en uno de esos viajes regreso de manera inesperada y encontró lo que por muchos años había sospechado, al abril la puerta del apartamento ahí estaba el rompecabezas, Raquel tenia un amante, un taxista de horario nocturno que la desplazaba tres noches a la semana a su trabajo y durante el día se refugiaba en el apartamento, la reacción de Raymundo no afecto las relaciones de la pareja, solo se limito a sacar con insulto al osado, esa reacción fue el punto de partida para conocer la debilidad de Raymundo. Raquel inicio un estilo de vida que lo alejaba cada día de Raymundo, visitaba con frecuencia al ginecólogo, aumento el horario de trabajo nocturno, la infección vaginal siempre estaba presente en los momentos que Raymundo estaba dispuesto para el sexo, pero a pesar de tantas desgracias Raymundo seguía invirtiendo en compras de casas, solares, vehículos hasta que llego el santiamén de la separación. Del desenlace ella se quedo con una de dos casas de tres niveles y Raymundo con otra de misma condiciones, esta al igual que la de Raquel estaba alquilada con la excepción de que de los beneficios Raquel recibía un cincuenta por ciento, la casa que Raymundo había construido en su ciudad natal también estaba alquilada pero de esta su ex pareja no recibía dividendos, lo que origino un conflicto después del divorcio, Raymundo se desligo del afecto que le tenia a los familiares de Raquel e hizo una vida en la que se dejo llevar por el alcohol y las mujeres, su delirio por el fracaso de su primer y único matrimonio de su vida lo llevaba a maldecir constantemente el día que conoció a la mujer que desgracio su vida. Raymundo siempre andaba acompañados de mujeres y con su mejor amigo y hermano Gabriel, el vehículo que conducía le llamaban en la comunidad el carro chocón y el día que se produjo el accidente en que murió acababan  de llegar de una parranda.    

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario