Google+ Followers

sábado, 21 de junio de 2014

Las cartas de Manolo y Minerva

“MAÑANA TE ESCRIBIRÉ OTRA VEZ" FUE PRESENTADO POR MINOU TAVÁREZ, COMPILADORA DEL TEXTO--
Dalma Núñez Román--
dalma.nunez@listindiario.com--
Santiago-
El calor humano colmó el Ateneo Amantes de la Luz, en la puesta en circulación del libro testimonial: “Mañana te escribiré otra vez”. La obra escrita por Minou Mirabal recoge las cartas que intercambiaron sus padres, Manolo Tavárez Justo y Minerva Mirabal.
Las más de cien cartas, telegramas, documentos y fotografías que aparecen en este libro constituyen un legado único que relata momentos claves, como etapas de noviazgo, el matrimonio, la cárcel, la persecución y la censura, que incidieron en la vida de los luchadores antitrujillistas.
Impresiones
“El libro te deja en la intimidad de estas personas, que como seres extraordinarios unieron sus vidas”, comentó el abogado Anselmo Muñiz, quien junto a su colega Ramón Antonio “Negro” Veras, tuvo a su cargo la presentación del libro. Muñiz añadió: “lo más impresionante es el amor y entrega,  y cómo estos se convierten en la base de su convicción política y ética para enfrentar el régimen.”  
“Espero que estos viejos papeles recopilados y ordenados con amor no solo sirvan para conocer desde otra dimensión dos grandes de la historia dominicana”, expresó la diputada en el concurrido evento. “Nuestro error ha sido que hemos utilizado el pasado como bálsamo”, citó  Mirabal, quien se vio disfrutar y socializar con los presentes. La compiladora espera que las líneas redimensionen históricamente a Minerva y Manolo.
HABLA EL RETOÑO DE LA MARIPOSA
Minou Mirabal aseguró que a pesar de las ausencias físicas de sus padres, Minerva y Manolo, puede decir “con alegría” que creció cobijada por el legado intangible que hoy es patrimonio del pueblo dominicano y por el universo memorial donde ellos se mantuvieron muy palpables.
Aunque el contexto es distinto, aseguró que sus raíces y convicciones siguen siendo las mismas, por lo que motiva a leer el  libro inspirado en sus padres como fuente que puede servir de ejemplo y esperanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario