Google+ Followers

viernes, 4 de abril de 2014

Injerencia en los medios de comunicación y periodismo en R.D

"El periodista es un hombre que se ha equivocado de carrera".--
Otto Von Bismarck
Por: Cristian Rodríguez--
Referirse al tema del ejercicio del periodismo en la Republica Dominicana nos agrada, nos llena de satisfacción; la influencia del periodismo en todos los países del mundo y de manera permanente a favor de los grupos sociales que son afectados por los gobiernos de turnos, empresas, transnacionales y otros fragmentos de poder, el periodismo se ha opuesto desde sus inicios a las oposiciones que le han hecho sectores recalcitrantes, intolerantes de una realidad per se de una profesión identificadas con las partes que siempre han sido oprimidas, con las violaciones a los derechos humanos. Ha sido así y lo seguirá siendo por la naturaleza misma del oficio: la búsqueda, transmisión y defensa de la verdad en cuanto objeto de interés y transformación social.

Es una valoración importante para una profesión que surgió para compenetrarse con la realidad casual de los pueblos. Somos promotores de las ejecuciones positivas de quienes nos dirigen en un momento determinado, pero este involucramiento nos envía hacia una atadura de dependencia ideológica, económica y mas%85 los noveles periodistas de Republica Dominicana, incluyendo a los viejos robles generadores de opinión publica están ahí, esperando su turno, que llegue su partido al poder para poder optar por una relaciones publicas, el soporte de algún proyecto comunicacional, para asumir su propio sesgo de pensamientos y creatividad por necesidad.
El mes de abril en Republica Dominicana debería dedicarse a los periodistas, cada cinco de abril, nos reunimos de forma separadas en cada una de las provincias del país para homenajear el día del periodista, un día obnubilado, porque a la celebración asisten manso y cimarrones, tránsfugas de otros lares profesionales, políticos enganchados, analfabetas con poderes económicos que brillan mas que los académicos de la profesión, personeros que se leen un libro cada diez años, pero a pesar de todos son los caciques de la profesión. A esos enganchados la sociedad lo ha calificados como farsante porque esconden la realidad por roel el pastel contaminado, soplones o confidentes por el acercamiento a policías de todas las calañas, extorsionadores por que están en capacidad de desvirtuar el entorno en busca de una tajada y son mas los calificativos.
Esos desafíos, esas contradicciones se plantean a niveles diversos y complicados, de modo claro o íntimo a la actividad periodística. Y el compromiso de quienes asumen esa profesión es la de luchar contra esas alineaciones, que están creando obstáculos culturales que impiden aproximarse a la realidad hasta las propias restricciones humanas latente en nuestro propio circulo. Nadie es ajeno a ese contexto, pero hay que luchar para acercar a los profesionales de la comunicación, el poder esta en nuestra manos. Nuestro soporte es la interacción con la sociedad, el enfoque que emitimos sobre los niveles de corrupción, los golpes de Estados, las guerras, desigualdades, violaciones en términos global%85.son el fuerte para que el conglomerados asuma la senda de nuestro entorno persuasivo. Los grupos sociales, la humanidad vive alrededor de los conflictos que generan opinión, pero si el periodista no lo asume es imposible la generación de opinión publica, existen mucho problemas de desigualdad, indigencia, corrupción que es propia del periodista veraz. El reto debe de iniciarse para acercar el sentido real de ser periodista, no podemos continuar perdiendo la figura de la realidad, si nos colocamos una venda la inmediatez de los hechos abrigará, oscurecerá el sentido real de hacer periodismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario