Google+ Followers

jueves, 30 de enero de 2014

PARADOJA POLITICA

Por Fernando Guzmán--

Con lo acontecido recientemente en el Congreso Norge Botello hay personas frotándose las manos porque entienden que se vislumbra una escisión en las filas del PLD.

Desconocen que a Leonel Fernández ni le sorprende ni le molesta que se verifique el gran apoyo y reconocimiento del que goza el licenciado Danilo Medina dentro del Partido de la Liberación Dominicana.

En la Estructura partidaria dirigencial siempre ha habido supremacía, mayor incidencia, de compañeros que siguen al actual Presidente de la República.

Debemos recordar que Leonel Fernández llegó al Poder en 1996 sobre los hombros de Danilo Medina y su eficiente y perspicaz equipo. Danilo dirigió esa campaña e hizo los amarres pertinentes con fuerzas externas al Partido Morado, logrando conformar y consolidar el imbatible FRENTE PATRIOTICO, que le dio la victoria al PLD ante el poderoso Partido Blanco.



Pero, de igual forma, habremos de tener presente que Danilo llegó al Poder en el 2012, sobre los hombros de Leonel Fernández, quien también hizo lo indecible para que hoy los dominicanos tuviéramos el Presidente que tenemos.

Algo difícil de comprender-y en eso consiste la paradoja- es que los leonelistas, cuando es necesario, se identifican con las acciones políticas de Danilo Medina y los danilistas admiran, respetan y siguen las disposiciones de Leonel Fernández, cuando el caso lo requiere, poniendo en evidencia, en ambos casos, una gran madurez e inteligencia política.

En suma, el Partido de Juan Bosch se procura un liderazgo compartido que conjuga la sapiencia de Leonel Fernández y la innegable cordura de Danilo Medina, evidenciando la indestructible cohesión del PLD. Eso le garantiza al Partido de la Liberación Dominicana su permanencia en el poder por muchos años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario