Google+ Followers

martes, 5 de noviembre de 2013

Adversidad del periodismo en la R.D

Por: Cristian Rodríguez---
El supuesto de que el periodista es el que dice los que el otro no quiere que un conglomerado se entere, es una verdad incondicional, lo demás es relaciones públicas; pero unas relaciones publicas acondicionada hasta que no afecte los intereses de los voceros, emisores de actividades tópicas de los que están en el poder. Las diferentes escuelas de comunicación social enseñan a los estudiantes de periodismo el papel real de las relaciones públicas de las empresas y la mayoría de profesionales asumen la responsabilidad de facilitar su función de proyectar la calidad del producto, los valores de la empresa, su misión y propósitos de la misma para que el cliente reciba un producto terminado con calidad. Los políticos entienden que hay que buscarle un espacio a los trabajadores de la prensa, son los que participan y promueven las actividades del partido y dirigentes particulares, se ponen donde el capitán lo vea. Esos voceros se enganchan a periodista y utilizan esta herramienta de poder social para timar a los frágiles administradores de las instituciones del Estado. Es por eso que los médicos políticos se enganchan a periodista, trabajadores informales, ex policía y guardia, técnico de radio, pintores y ex ladrones arrepentidos que han cambiado de profesión, incluso, hay persona que terminan cualquier carrera profesional en la universidad que no este relacionada y su primer trabajo es hacer comentario en cualquier medio de masa. Es simple, cualquier pelafustán es periodista en este país sin regla, donde existen interese impúdicos para que no se regule el ejercicio del periodismo. Las relaciones de trabajo entre los medios de comunicación y los periodistas profesionales se rigen por el principio de la libertad de contratación. Sin embargo, en igualdad de condiciones, al momento de contratar periodistas los medios darán preferencia a los graduados de las escuelas de periodismo y/o comunicación social de nivel universitario, artículo 2, párrafo 2 de la ley 10-91 del derecho a colegiación, un procedimiento al que no se le da seguimiento, porque lo mismo voceros de los gremios colegiados defienden interese partidario, vocingleros del sector en el poder, busca pesos comprometidos a tomar decisiones de acuerdo a los intereses de un tercero. Da lastima decir que en nuestro país no se puede realizar el periodismo alternativo, involucrarse en las intríngulis de miseria en la cual viven mucha familia, tiene un precio para los periodistas%85.terminar su vida en la desventura también.

No hay comentarios:

Publicar un comentario