Google+ Followers

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Cuento-¨loco por el loto¨¨

Periodista: Cristian Rodríguez
El día que Alejandro Tineo se saco el loto salió a las calles totalmente distorsionado de su realidad habitual, pocas gentes notaron la diferencia, visito cada una de las casas de la comarca llevando las palabras de Dios, una realidad extraña de su hábitat conceptual de la vida, lo consideraban impío. Ese era parte del plan.
Las insistencias de Alejandro de revelarles a sus vecinos la llegada de Jesús provoco en un corto plazo los cuestionamientos de sus vecinos y otras latitudes del barrio ¨Los sueños¨, una comunidad ubicada en la periferia de una ciudad de la región norte de República Dominicana.



El plan había iniciado, Alejandro Tineo ha vivido desde su origen en una extrema pobreza, pero esa condición no le impidió intentar avanzar en la vida, a sus 58 años de edad pregona que ha logrado muchas de las cosas que los seres humanos aspiran; una familia y por suerte expresa que tiene tres hermosas criaturas, dice con orgullo que tiene un reinado en su hogar, la pequeña es la Reina Mayolin Tineo Paz, la del medio la princesa Miledy Tineo Paz y el tercero Manolo Tineo Paz el príncipe de la casa, en este esquema a Alejandro no le molesta haber asumido el rol de soldado y su esposa Clotilde Paz la ama de casa.
El soldado Alejandro estaba agotado, toda una vida trabajando como chofer de una de las familias más sobresalientes de la comunidad y su estatus social permeancia estático. Hace 9 años su hijo mayor se les descubrió una enfermedad en la que tuvo que invertir el dinero que la familia había ahorrados, quedaron en la extrema pobreza, los amigos los abandonaron, perdió su trabajo por el tiempo que les dedicaba a las diligencias que había que realizar para que su hijo no perdiera la vida.
Fue en ese trajinar de su vida que comenzó a jugar el loto y decía en su interior que su vida no iba a cambiar por el dinero, pero quería conocer a profundidad a sus amistades y familiares, quería saber cómo lo tratarían en su breve estadía de locura y pasaron 6 años de su vida jugando el mismo loto 5-9-17-21-24-27+2 hasta que en el 2014 llego la suerte a la vida de Alejandro, fue el tercer sábado del mes de Junio, esperando frente a su televisor comenzaron a cantar los números de la loto, con él en la mano atinaba con la cabeza cada uno de los números cantados por la animadora de turno, ese día habían 170 millones de pesos acumulados, se puso la sandalia más rancias guardada en un rincón de su habitación y salió a las calles a predicar que Cristo viene, que el final del mundo se acercaba.
La primera persona que evaluó el estado de locura del millonario del barrio fue su vecino, Rafael Castro lo vio con preocupación, escucho el mensaje y llamo sorprendido a su esposa Isabel para que observara el comportamiento del ateo Alejandro, se burlaron en su cara y siguió la prédica por una hora más. Reflexivo sobre lo que hacía, tomo su premio millonario y lo guardo en el centro de un libro que eligió al azar de una pequeña caja que contenía algunas nostalgias de su intento de intelectualidad, se trataba de unos de los libros más leídos del nobel de la literatura ¨Gabriel García Márquez¨ ese libro es ¨Crónica de una muerte anunciada¨ .
Clotilde Paz noto a su esposo muy extraño a la hora de acostarse, le dio la bendición  y le manifestó que es una realidad la llegada de Dios y el fin del mundo, fue la mejor noticia que ha llegado a la casa de los Tineo-Paz, es uno de los propósitos de la ama de casa.
 Mayolin, Miledy y Manolo Tineo Paz estaban durmiendo a esa hora y no tuvieron el privilegio de escuchar a su padre dando la nueva de la llegada del señor, los Tineo-paz no iban a percibir a su padre delirando, la prédica para el arrepentimiento era una constantes de parte de Clotilde hacia Alejandro, Mayolin la más pequeña también insistía de que su padre debía de cambiar.
Todos en el hogar desconocían el plan, al día siguiente se varó al frente de su casa a ingerir bebidas alcohólicas y se hizo el borracho con menos de una tercia de Whisky, estaba al acecho de algo, había planificado que lo apresaran por alguna infracción, quería conocer la reacción de los amigos y familiares en su estado de pobreza  y preso. Llego la oportunidad para que los apresaran, en el instante menos esperado pasó la patrulla de la policía y de forma brusca se lanzó encima a la motocicleta e hizo caer a los policías diciéndole insultos, Alejandro logro su segundo objetivo, solo Clotilde, su hijo mayor fueron a pedir piedad por él y un dirigente político el cual le debía favores a Alejandro por haberlo apoyo en la campaña política en la que el dirigente aspiraba a un escaño al congreso nacional, anoto en su agenda lo que paso en esos dos días detenido en la comandancia de la localidad.
El día que fue liberado echo a correr por las calles de la ciudad aparentando un estado de demencia, lo que lo conocían quedaban sorprendido a su paso, esta acción y las anteriores fueron comunicadas a los familiares de Alejandro radicados en os Estados Unidos de Norteamérica y nadie se mostro dispuestos a interesarse por la situación que estaba atravesando y se pregunto ¿he sido tan malo en la comunidad y con mis familiares? Reflexiono de inmediato y entendió que no hay amigos y familiares, pero todas la vida me han tratado así, nunca he tenidos bienes materiales, solo trabajo y una familia hermosa.
Cansado de correr por las calles, decidió sentarse en un banco del parque más cercano a su comunidad, ahí durmió alrededor de tres horas y al despertar ahí estaban su esposa y sus hijos pasmado observando el cambio de su padre y se dejo acompañar a la casa.
 Clotilde lo acariciaba y Manolo el mayor de sus hijos no quitaba su mirada del rostro de su padre, sus lagrimas empaparon su semblante, los demás lo abrazaban, su silencio e inducción del intenso amor de sus hijos se borraron hasta llegar a su casa.
Sentado en la casa, su mirada distorsionadas y sin escuchar las frecuencias de las oraciones a Dios de parte de su esposa, hacia aparentar no estar escuchando las predicas de su amada esposa y una decenas de parroquianos que asisten a la iglesia Amante de Jesús, es la misma a la que asisten Clotilde y los dos menores de la familia Tineo-Paz, ese día llego a la casa el hermano mayor de Alejandro, parecía un velorio y Epifanio Tineo decidió esperar quedar solo con sus sobrinos y su cuñada, se sentaron alrededor del comedor, incluyendo a Alejandro y comenzó de nuevo el recuento de la historia, Alejandro nunca dijo una palabra, en conclusión decidieron llevarlo al siquiatra.
El mismo día del sorteo del loto, la comunidad ¨Los sueños¨ y todo el país se habían enterado que el loto había caído en la ciudad ajusticiadora de tiranos, esta ciudad ubicada en la costa del Océano Atlántico tiene esa marca de valor que la identifica. La empresa que realiza el sorteo anuncio a través de los medios de comunicación en centro comercial donde se jugó el  tickets del loto, los trabajadores y los propietarios del negocio se sumaron a la tarea de rastrear a cada unos de los asiduos clientes o jugadores, les interesaba localizarlo, porque les corresponde un por ciento del monto acumulado. Alejandro era difícil localizarlo, tenía por costumbre variar los lugares de jugadas, un principio asumido para buscar suerte. En pleno ocultamiento de su locura fingida, estacionado al frente de su casa se detuvo un vehículo y del mismo se desenganchó una señora alta y delgada, espantada y con rostro de duda se acerco a Alejandro, lo observo y de su boca no salió una palabra, lo vio tan melancólico que decidió cerciorares con los vecinos la identidad del alienado millonario. Alejandro era una figura conocida, recorría todas las zonas rurales de su provincia vendiendo medicinas naturales y para la señora dependiente del negocio se le hizo fácil ubicar el domicilio del posible gratificado del loto, disimulada pregunto a varias personas alrededor sobre la situación de Alejandro y la respuesta fue la misma siempre, salió a las calles el tercer sábado del mes de Junio a eso de la nueve y cinco minutos de la noche, ese día su comportamiento fue extraño hasta el día de hoy, cada dia su locura se empeora.
Pasaron veinte y seis días, el país y las diásporas dominicanas radicadas en diferentes partes del mundo opinaba sobre ese suceso que estaba sucediendo ¨ en la República Dominicana se sacaron el loto con 170 millones de pesos acumulados y no aparece el agraciado, quien seria ese bendecido, será que voto el tickets o tal vez estará planificando que hacer con tanto dinero¨ otros aseguraban que estaba esperando la aproximación de la fecha límite de vencimiento para la entrega del premio. El plan de Alejandro se cumplió, veinte y ocho días haciendo sufrir a su familia con su estado de locura, tirado en las calles recolectando botellas y cartones para comprar alcohol y cigarrillos, pidiendo a los amigos, aguantando burlas e insultos, de nueve hermanos que tiene siete lo abandonaron y las mayorías de personas que lo conocían y otros que nunca les habían dirigidos las palabras les vociferaban a su paso ¨otro loco en el barrio¨.
Sus hijos y esposa nunca lo abandonaron, Clotilde adelgazo al límite de un esqueleto y sus hijos siguieron cabizbajo su vida normal,  Mayolin, Miledy sus dos hijas menores sufrieron mucho en la escuela, fueron asediadas todos esos días y Manolo abandonó su trabajo para estar cerca de Clotilde, colaborando con las cargas de tener de repente al proveedor del hogar en ese estado de demencia. Dos días antes de Alejandro cumplir con su promesa, era un domingo de fiesta en la comunidad, se celebraba el día de los parroquianos ausentes, se levanto de su cama temprano en la mañana y le dijo a Clotilde que le planchara la mejor camisa y pantalón cargado desde añales en el guardarropa, y para donde va tan temprano, pregunto asombrada Clotilde, plancha las ropas y hablamos en unos minutos, a los muchachos que se levanten y usted se pone bien bonita también, vamos todos a celebrar y darles la bienvenidas a nuestras gentes que viven en el exterior. La familia completa salió a las calles eses día, se dirigían al club de la barriada, Clotilde marchaba  de brazos de su esposo, sus rostro estaba espantados y sus hijos con miradas desconcertadas se imaginaban la alegría de sus vecinos como una burla a la familia, Alejandro mantuvo siempre los brazos soberbios como si la locura se hubiese burbujeados, pero la sonrisa y la energía denotadas era percibidas por la municipalidad como otro reflejo de su locura en desarrollo. Sin llamar a nadie por su nombre, Alejandro saludo a decenas de amigos y familiares, les estrechabas los brazos, los abrazabas y notaba con facilidad que la manifestación de cariños de muchos de ellos se había perdidos, caminaba por el lugar al frente del batallón sorprendidos de su familia y recapacitó, estoy cambiado de ropas, bien bañado, perfumados y siento el rechazos de mis gentes y familia, será que la locura es una enfermedad contagiosas y sonrió intensamente en su interior, mientras las lagrimas seca de su familia se notaba en cada unos de los rostros pasmados.
Ya en la casa, Alejandro expreso una de las frases tradicional de su estilo de vida ponderado, bienvenido a mi dulce hogar, hoy es un día de fiesta en la familia, Clotilde sorprendidas se acerco y pregunto, que celebraremos, Alejandro saco de los bolsillos delantero decenas de papeletas arrullas, embrolladas que había recolectados de forma indirecta en la fiesta, a los locos siempre les dan limosna sin pedirlo, le informó con su estado  real recuperado a Clotilde y con este dinero vamos a cenar hoy la familia, Clotilde quiero que llama al comedor el Poli y pregunta que es lo mejor que hay en el menú para cinco personas, además dígale a Ramón que les agregue una botella de vino. El radio malogrados apareció de nuevo en el anaquel de la sala e inicio un concierto de canciones cristiana, los hijos de Alejandro lo rodearon y sonreían sin saber a tono con las carcajadas de Alejandro, en ese momento tocaron la puerta, había llegado la cena, una hermosa y joven mujer, acompañada del chofer del comedor penetraron a la casa y colocaron el rico manjar alrededor de la mesa listo para comer, el vino estaba ahí, en centro del tablero y la nostalgia revivió los tiempos de abundancia de la familia Tineo-Paz.
El momento de la sorpresa había llegado para la familia, invito a todos afianzarse de las manos y les conto la historia. ¨Mi estado de locura fue ficticio, quería conocer la actitud de las personas con las cuales convivo a diarios, incluyéndolo a ustedes, aprendí que las mayorías de las personas abandonan a sus amigos y familiar en tiempo de desgracias, mis amigos que me visitaron en el presidio, los bochornos recibidos, las dadivas por lastimas, burlas de quienes todas una vida no me brindaban sus simpatías y el amor firme de ustedes mi dulce familia que nunca me abandonaron¨.
Quiero hoy terminar con el dilema e informarle que el esposo de la mujer más bella del mundo, la apaciguadora, la perseverante y a ustedes que estuvieron siempre preocupados, lo que nunca creyeron la realidad chiflada de su padre, en verdad nunca estuve loco, fue un simulacro para conocer la lealtad de los de afueras y dentro de mi hogar. Quiero informarle que su padre y ustedes son millonario, yo soy el agraciado con la loto, 170 millones que nos cambiaran la vida, la alegría se esparció combinada con la música cristiana, esa noche no se durmió en la casa de los Tineo-Paz, planificaron todos lo que harían para vivir una vida holgadas, sin rencores y el perdón como herramienta evangelizadoras esencial.
Al otro día el barrio ¨Los sueños¨ se entero, el país y la diásporas disgregados por el mundo también se entero, miles gentes en mi ciudad salieron a las calles el día de la caravana a saludar al nuevo millonario que semanas atrás había estado loco por el loto.          


No hay comentarios:

Publicar un comentario