Google+ Followers

viernes, 4 de agosto de 2017

No hay plaza para tantos médicos

Gradúan más médicos de los que se necesitan

CADA AÑO 2,500 PROFESIONALES BUSCAN EMPLEO

Doris Pantaleón
doris.pantaleon@listindiario.com
Santo Domingo
El país está graduando al año alrededor de 2,500  médicos más que lo que el sistema necesita o está en capacidad de asumir, lo que evidencia la necesidad de establecer mecanismos de regulación al respecto, o de lo contrario las universidades se convertirán en “industrias de frustración de profesionales jóvenes por falta de mercado”.
 La advertencia fue hecha ayer por el doctor Nelson Rodríguez Monegro, director del Servicio Nacional de Salud (SNS), al explicar que cada año se gradúan en el país entre 2,800 y 3,000 médicos, cuando las necesidades rondan entre los 500 y 600 galenos por año para ir sustituyendo al personal saliente.
De ahí que favorece un mecanismo que permita regular la formación médica en el país basado en el perfil del mercado, tomando en cuenta la masificación, la competencia del cuerpo docente y el rigor en la evaluación, porque actualmente los programas de enseñanza médica están desvinculados de las necesidades reales del mercado.
Rodríguez Monegro se refirió al tema al participar junto a un equipo del SNS, integrado por Digna Marte, Directora de Gestión de Servicios; María Elena Tapia, directora de Medicamentos e Insumos Sanitarios, y María Gomez, directora de Comunicaciones, en el Desayuno de Listín Diario, encabezado por su director Miguel Franjul.
 Dijo que además es partícipe de la eliminación de la pasantía médica, que actualmente es un requisito para que ese profesional pueda obtener su exequátur y sugiere en vez de la aprobación de un examen único de competencias, como el que se discute actualmente en el Congreso Nacional, que se haga obligatoria la aprobación de dos exámenes, en tiempos diferentes, uno cuando complete las materias pre médicas para dar paso a la parte clínica, y el otro antes de entrar al internado, que es donde se le dará su exequátur.
 Ambas pruebas, entiende,  deben realizarse bajo la coordinación del Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología, lo que le permitirá no sólo depurar sino usar como monitoreo a tiempo la calidad de la formación del profesional.
Cuidados intensivos
Los directivos del SNS aseguraron que en este último año se ha trabajado en el fortalecimiento de los servicios de medicina crítica en el país, que era una de las grandes necesidades de la red, al punto que  actualmente entre 73 y 74 por ciento de las camas de cuidados intensivos cuentan con ventiladores.
Explicaron que actualmente hay  425 camas de cuidados intensivos, de un total de 4,900 camas que reúnen los estándares resolutivos establecidos, con lo que el país cumple con el estándar internacional que establece que 10% de las camas de los centros con capacidad resolutiva deben ser habilitadas para la atención crítica.
Primer nivel
Revelaron que se están desarrollando redes integrales de servicios de salud, así como un primer nivel con capacidad resolutiva tomando en cuenta el perfil epidemiológico, ya que buscan convertir en un futuro las Unap en unidades satélites de los grandes centros hospitalarios, a fin de que las contrataciones de personal se hagan para la red, no para un hospital en específico.
(+)
NUEVAS HERRAMIENTAS TECNOLÓGICAS
ADECUACIÓN:
 La introducción de equipos con avanzada tecnología se está llevando a cabo en diferentes hospitales del país, acompañado de capacitación de personal y contratos de mantenimiento, como paso a ir introduciendo los cambios y adecuaciones que se dan en la medicina actual y del futuro.
Al ofrecer la información, la doctora Digna Marte, directora de Gestión de Servicio del SNS, explicó que hay máquinas de anestesias, incubadoras, ventiladores, set diagnósticos, monitores, equipos de laboratorios, ventiladores a turbina, entre otros equipos que se están introduciendo en hospitales, que antes no existían, o que eran asignados y se dañaban sin uso por falta de un personal que supiera como usarlo. “La modalidad de adquirir el bien ha cambiado, se exige la instalación, la capacitación del personal, el mantenimiento y por lo menos dos años de garantía, lo que reduce el riesgo ante cualquier eventualidad”, dijo.
Van al hospital al agotar cobertura
Por lo menos 10 pacientes con problemas complicados de salud son referidos cada semana de centros de salud privados a hospitales de la red pública, luego de que se les termina la cobertura del Seguro Familiar de Salud.
 Eso, en opinión del  director del Servicio Nacional de Salud, Nelson Rodríguez Monegro, y de la directora de Gestión de Servicios, Digna Marte, genera gran presión al sistema de salud, ya que casi en su totalidad son pacientes que requieren de cuidados intensivos y ser colocados en ventilación asistida.
 Dijeron que muchos de esos pacientes presentan accidente cerebro vascular o son politraumatismos severos por accidentes de tránsito. Explicaron que es muy frecuente que cuando el paciente asegurado excede la cobertura, los centros de salud empiezan a ejercer presión y ese paciente llega entonces al Estado, ya sin recursos para cubrir sus gastos médicos.
En torno a las prótesis o material de osteosíntesis, Rodríguez Monegro dijo que ese es otro inconveniente que enfrentan los pacientes asegurados y que debe solucionarse, porque muchas veces se le da cobertura a la atención médica, pero no a ese insumo.
Dijo que a un hospital le resulta más caro mantener un paciente ingresado en espera de conseguir el material de osteosíntesis que resolverlo de inmediato.
Recordó que se estima que por accidentes de tránsito el país pierde unos 50 millones de pesos al año, cuando a la atención médica se le suma la pérdida de año-vida útil, la viudez, los huérfanos y discapacidades que ello deja. Aseguró que el Ministerio de Salud trabaja en la regulación de la calidad de los materiales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario