Google+ Followers

viernes, 5 de agosto de 2016

Andrés Navarro: RD, respetada en el exterior

El país ha diseñado un sistema de evaluación de sus delegaciones en el exterior, con un equipo que se encarga de monitorear sus trabajos.

Juan Eduardo Thomas
@JEduardoThomas
Santo Domingo
Puede que el mayor orgullo de Andrés Navarro, en sus casi dos años al frente del ministerio de Relaciones Exteriores, sea el respeto con el que hoy se mira a la diplomacia dominicana. Y ese respeto es percibido por el canciller en el exterior y en el territorio dominicano, donde ya se conoce mejor el trabajo realizado.
El Canciller muestra a República Dominicana como un país con mayor dinamismo en organismos multilaterales y en los escenarios del exterior, a propósito de los foros y eventos que ha montado en su condición de presidente protempore de la CELAC, la comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, y de la Asamblea General 46 de la Organización de Estados Americanos (OEA).

“República Dominicana es uno de los países con mayor dinamismo de política exterior, y eso no se hace en un país que genere desconfianza, muy por el contrario”, asegura Navarro durante su participación en el Desayuno del LISTÍN DIARIO, un encuentro al que acudió con el equipo de trabajo que le ha acompañado en estos meses.
Es un panorama muy diferente al de años anteriores, cuando el país tenía varios frentes abiertos en el extranjero por sus decisiones sobre regulación de sus flujos migratorios y las medidas adoptadas desde el Tribunal Constitucional que negó la nacionalidad dominicana a una joven por sus padres encontrarse en situación irregular en el territorio.
La estrategia que se diseñó entonces fue muy simple, reconoce el canciller Navarro: invitar a la comunidad internacional a visitar el país a conocer cómo viven los migrantes y el trato que se les dispensa tanto de las instituciones del Estado como de la gente común.
“Han visto un Estado comprometido y la estrategia simple ha sido que nos conozcan”, dice el Canciller durante su participación en la entrevista.
Y esas visitas de las que habla tiene en la asamblea número 46 de la Organización de Estados Americanos (OEA) el mejor ejemplo, cuando 33 delegaciones de los países americanos vinieron a Santo Domingo en el mes de junio. También están las reuniones de seguimiento de técnicos, cancilleres, o ministros, que durante todo el año han estado visitando la nación para tratar temas de interés como la mejora de la calidad de la educación, o la posición de los países latinoamericanos y caribeños sobre las drogas.
“Todos de alguna manera hacen lo que nosotros queremos que hagan: transmitir a sus países, ya no con nuestras voces, sino de las de ellos mismos, lo que realmente es la República Dominicana”, indica.
Esa es una de las razones que entiende Navarro han llevado al país hacia un nivel importante de respeto de otras naciones hermanas. El ministro de Relaciones Exteriores reconoce que el país aun tiene muchos problemas pero dice que quienes nos han visitado han visto a un pueblo y a un Estado encaminados en resolver paulatinamente esos problemas.
“La estrategia simple y elemental de que nos conozcan ha sido increíblemente efectiva para que República Dominicana tenga otro posicionamiento”, indicó.
Su discurso habla siempre de la nueva política de relaciones exteriores de República Dominicana, impulsada en la gestión del presidente Danilo Medina, y que entiende ha servido para trazar el curso de acción que da coherencia a las actividades de ese ministerio.
La institución preparó un plan estratégico a su llegada sobre las cosas que debían hacer en lo inmediato y al mismo tiempo se comenzó un trabajo de seguimiento con el Congreso Nacional, que conocía la hoy ley del ministerio de Relaciones Exteriores. Se trata de la ley 630-16, promulgada hace unas semanas, “que permite un andamiaje legal para un desarrollo sostenible”.
“Una de las ventajas de esa nueva Ley es que parte de una nueva política y también de una entidad que tiene un plan estratégico. Los contenidos de la política y el plan son parte del contenido de la Ley”, precisó.
(+)
IMPORTANCIA DE EMBAJADAS Y Y POLÍTICAS

Cuando se le pregunta a Andrés Navarro sobre las embajadas más importantes de República Dominicana, el canciller responde que las jerarquías no están dadas previamente por un supuesto permanente, sino “sobre la base de lo estratégico del lugar donde está la embajada en un momento dado en términos políticos y de potencialidad de desarrollo”.
“Va variando esa jerarquía. Eso quiere decir que dependiendo de la coyuntura específica y de las prioridades del país, ahora hay embajadas que adquirirán mayor nivel como el caso de Rusia por el componente turístico, que tiene un incremento de turistas por año que llegan a República Dominicana y eso nos ha motivado a que adquieran un especialismo en esa materia”, cuenta el Canciller.
El ministro de Relaciones Exteriores resalta la buena política migratoria que tiene República Dominicana estos días pero recuerda que toda política pública necesita de otras que la complementen y fortalezcan, siendo esto, a su juicio, la clave, para que pueda ser sostenible cualquier medida. Esa gestión fronteriza apoyaría a la política migratoria desarrollada por el Estado dominicano, asegura Navarro.
Otra de las medidas que reforzarían esa política migratoria es el desarrollo de la zona fronteriza, visto como una clave esencial porque “sin esa buena gestión fronteriza ese desarrollo estará, si no castrado, limitado”. “La gestión fronteriza no se limita con la seguridad nacional, tiene que ver con el comercio, tiene que ver con la migración de personas, las que salen como las que entran”, señala el funcionario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario